martes, 20 de noviembre de 2018

CHURUMBELADAS A LOS DOCE

Ocho de la mañana y camino al cole están hablando en la radio del amor a primera vista.
Mi churumbel, de doce, dice muy seria, mirando al frente:

-Que tontería, eso solo pasa en las películas.

A lo que no me resta que decirle:

-No hija, puede pasar, pero quizás más mayor...

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Volviendo del partido de fútbol, un viernes lluvioso a las ocho de la tarde en el coche.

-La única madre que está pendiente del partido es la de Dani, el resto no hacéis más que hablar.
-Ya me he dado cuenta de que nos mirabais y comentabais , así que de vez en cuando sí te miro.
-¿Cuando estamos en el banquillo?...solo aplaudís cuando alguien os dice que vuestro hijo ha marcado un gol y ni lo habéis visto.
-Bueno hija, el fútbol no nos interesa "per se" y lo que hablamos casi siempre versa sobre vosotros.
-¿Y de qué os reiais hasta el borde de las lágrimas?
-La madre de Lucas nos estaba contando que Lucas el otro día en la mesa, sin venir a cuento, les anunció que él iba a perder la virginidad en tercero de ESO.

En ese momento mi hija suelta una carcajada y me pregunta :-¿y las demás qué han dicho?

-Pues la de Álvaro ha dicho que ella preferiría no saber, la de Pol que su hijo no, que es muy chiquitín todavía y yo que mientras no sea contigo....

-¿Con Lucas yo?...mamá por favor.Pues ya puedes decirles que se tranquilicen porque Álvaro y Pol van a esperar a los diecisiete.

Ahí lo dejo y prefiero no seguir con la conversación...llámame carca.

-------------------------------------------------------------------------------------------------

Me entero que en las colonias de los de tercero de ESO pillaron a una pareja de catorce años teniendo relaciones y llamaron a los padres para que se los llevaran a casa y decidieran ellos si había que llevar a la niña a tomar la pastilla del día después porque no estaban usando ninguna protección.

Le pregunto a mi hija si ella lo sabía y me dice que no, cuando le digo que una madre estaba más horrorizada por la naturalidad con que la suya decía que la chica era bisexual en vez de porque no usarán  precaución me dice que si la niña era bisexual ya cree que sabe quién es, le pregunta a una miga suya y le confirma que sí, que fue esa pareja.Y yo me pregunto ¿todo el mundo sabe las tendencias sexuales de todo el mundo o lo lleva la niña a gala?.

Por supuesto, ahora sí mantengo una charla más larga con ella, porque además se ha empeñado en ver "La casa de papel" porque tooooodo el mundo la ha visto y yo he decidido verla con ella para comentar lo que no me parece propio para su edad.(Así intento evitar que vea nada a mis espaldas),Y una de esas cosas es el tema de la facilidad de acabar con el riesgo de un embarazo tras relaciones sin protección con una pastilla.Sin entrar en el tema de la ética, lo que a mi me parece preocupante es que estos niños no tienen miedo a las enfermedades venéreas.
Así que lo siguiente va a ser ir a ver la peli de "Bohemian Rapsody" a ver si el hecho de que perdiéramos a Mercury por el virus del sida le llega.Porque esperar a ver cómo lo sufren los de su generación o que agarre el virus del papiloma para que se convenzca no me parece de recibo.

Y me consta que hay niños de su clase que vieron "Merlí" y ahora ven "Elite", pero mientras de mi dependa, lo voy a intentar evitar.Y que conste que sé que pese a su sensatez y madurez va a llegar el día en que no podré evitarlo pero de momento todavía controlo lo que ve, lo que publica y sigue en Instagram y los vídeos de "You Tube" que ve.Lo que ya no controlo es su vocabulario en las redes.Pero es que yo soy ya tan mayor, que tengo más presente mi adolescencia que lo que hice hace diez años.Y donde yo decía "la p*** de oros" ella dice "el p*** amo".Eso sí, que no la oiga yo.

¡Hala!...comentad...porque no sé yo si le estoy dando muchas vueltas o debería ir atándome los machos porque vienen curvas.



viernes, 5 de octubre de 2018

LO QUE HE LEÏDO EL VERANO DEL DIECIOCHO.


La flor púrpura de  Chimamanda Ngozi Adichie.Me declaro fan desde ya de ésta nigeriana.Me han gustado mucho los cuatro libros que he leído de ella.Ésta es su primera novela y no lo parece.Realidad nigeriana en estado puro aunque Medio sol amarillo  me impactó más por el momento que narraba.

El almanaque incendiario de Montero González.Lo leí porque EDLC dijo que es el libro que le hubiera gustado escribir.Entiendo que es una pasión personal e intransferible, no obstante, me ha gustado.Yo lo describiría más como un diario-ideario muy interesante por contemporáneo(nació en el sesenta y cinco como yo) pero quizás a las generaciones más jóvenes no les interese porque no alcancen a ver su pose rebelde como algo realmente encomiable.

Ordesa de Manuel Vilas, me lo regaló una de las pocas personas con las que hablo de libros y me ha llegado, pese a que ella ni lo había leído.Es una historia personal donde he encontrado muchos lugares comunes y es que también es de mi generación, de Barbastro.
Por ejemplo:su padre daba mil vueltas con el seiscientos por aparcar a la sombra y jamás se puso unos tejanos.En el 72 estuvo en el hotel Monte Alba de Cerler, yo estuve en el 74.Un día se mira al espejo y ve a su progenitor, a mi me pasó justo antes de que muriera mi madre.Sus padres se fueron de viaje de bodas a Francia en el seiscientos, los míos también.
Os parecerá una tontería pero a mi esas tontadas me llegan.Es verdad que hacia el final da una vuelta de tuerca con su separación, relación con sus hijos y caída en el alcoholismo con la cual ya no me identifico pero tampoco se trata de eso.
Hay un párrafo que si me hubiera gustado escribir a mi por lo simple.Se refiere a sus padres muertos:
"El hecho de que jamás pueda volver a hablar con ellos me parece el acontecimiento más espectacular del universo, un hecho incomprensible, del mismo tamaño que el misterio del origen de la vida inteligente"
Y es que desde que mi madre murió lo único que atino a responder cuando me preguntan "¿qué tal?" es :"extraño, es muy, muy raro que una madre ya no esté".

Que nadie duerma de Juan José Millás.Me lo recomendó el autor en la feria del libro de Madrid cuando le dije que no había leído nada y que me llevaba el premio Nadal por eso.Y ahora ya no le daré la oportunidad a La soledad era esto.Ahí lo dejo.

El héroe de Manuel Rivas.Son doce escenas cortas de teatro de un legionario que estuvo en Sidi Ifni.
No puedo ser parcial porque de Manuel Rivas me gusta todo pero también entiendo que es algo personal e intransferible.

El ferrocarril subterráneo de Colson Whitehead.Premio Pulitzer 2017 y National Book Award(es la primera vez que con un mismo libro alguien consigue ambos premios).Va sobre esclavismo, bastante realista.

Metafísica de los tubos de Amélie Nothomb.Muy original pero muy raro a la par que deprimente, no sabría ni cómo calificarlo.Incapaz de recomendarlo salvo a aquellos que les gustan las experiencias raras(y ahí entender lo que os dé la gana).

Historias de Nueva York de Enric González.Muy fan de sus libros sobre ciudades en las que ha vivido, su estilo periodístico es muy ameno y muy acertado observando al personal.

Revolutionary road de Richard Yates.Sam Mendes hizo una película sobre ésta novela que trata de una manera muy norteamericana la relación de una pareja en los años cincuenta.O sea, entre lo que les gustaría que fuera y la cruda realidad, yendo de un extremo a otro.

Lugares que no quiero compartir con nadie.De Elvira Lindo.Es también como una guía no convencional de una periodista que ha vivido allí con el estilo propio de la autora.Y por allí quiero decir la gran manzana también.

El loro de Flaubert de Julian Barnes.Creo que éste es un libro para estudiosos de la literatura, reconozco su valor pero tampoco lo recomendaría.Me acabo de comprar La señora Bovary porque mi desconocimiento de Flaubert quizás haya influido en lo que me ha costado acabar el libro pese a su pequeño tamaño y su perfecta técnica.

La sombra del águila  de Pérez-Reverte.Se lo regalamos a mi padre el día del libro porque me lo habían recomendado dos de mis compañeros(de los pocos que leen) y me quitaba el sueño habérselo regalado sin leerlo.Es muy cortito y muy exagerado pero hay que reconocer que es una original historia ficticia basada en un hecho real(por otra parte, como todas las historias) de la campaña de Napoleón en Rusia con un batallón de españoles.

Un amor de Alejandro Palomas.El personaje de la madre y la relación con sus hijos sigue atrayéndome lo suficiente para leer cada trimestre un libro de ésta "pseudo-saga".

A éste paso no llego ni a la mitad de los cien que me había propuesto como reto éste año pero es que yo leo, mayormente, en los aviones, y me he pasado dos meses sin haber cogido ninguno de trayecto largo.
Si queréis dejar recomendaciones serán bienvenidas.Besos.


martes, 2 de octubre de 2018

IMPOTENCIA

Al ver al cocinero del colegio de mi hija con calvas redondas en la cabeza y saber que es por el esfuerzo que le supone dar de comer a mil quinientas personas con el mismo personal que hace diez años daba de comer a ochocientas.

Al ver a una mujer de ochenta años sentada en una silla de ruedas mirándome fijamente en la carnicería, sin ser capaz de devolverme la sonrisa, porque sencillamente la han aparcado encarándola hacia mi en vez de a la dependienta o al escaparate.

Al ver como una niña que antes saludaba a mi hija ahora sale del colegio con la vista baja porque no ha sabido gestionar bien los celos con una nueva alumna y sus compañeros de toda la vida no han tomado partido por ella en aras de un sentido de la justicia cruel por infantil aunque quizás merecido.

Al ver que un compañero que gana 175.000 euros al año y al cual pagaron una operación a corazón abierto en Monte Sinaí, se niega a jubilarse con sesenta y cinco años y dejar paso a alguien más joven si no le dan una indemnización porque él cree que lo vale.

Al ver a tanto personal a mi alrededor sufrir dolor continuo a causa de los efectos secundarios de la menopausia, de la esclerosis, de las metástasis.

Al ver la falta de voluntad de algun@s para comer sano y la intolerancia de otr@s porque no todo el mundo come tan sano como ellos.

Al ver como por la mañana la gente mata por meterse el primero en la rotonda a costa de saltarse señalizaciones, buenos modos y paz vecinal.

En fin, un día triste, supongo, pese a que luce el sol.


miércoles, 26 de septiembre de 2018

EXPOSICIONES VARIAS

De lo que he visto éste verano hay tres exposiciones que recomendaría y dos que no.

Como distinta la del Atelier des Lumières en Paris.Se proyectaban cuatro distintas pero la más llamativa es la de Gustav Klimt.El espacio en es una antigua fundición de hierro y las exposiciones son lo que viene a llamarse inmersivas, en vez de estar los cuadros colgados se proyectan en 360º a gran tamaño.Conviene ir a primera hora de la mañana para no coincidir con mucha gente y como experiencia es curiosa.Y por el precio de la entrada hay que quedarse a ver las cuatro y aún así sabe a poco.(Son 14,50 la entrada normal)
Aprovecho para colgar el cuadro de Klimt que a mi me da mucha rabia que siempre recorten en aras de ¿qué?¿la belleza?, la realidad es la que es y estoy un poco harta de tanto maquillaje.Por cierto, agradecí que en la exposición ésta obra ni apareciera.


"Las tres edades de la mujer" son TRES.

La segunda de las que me gustó fue la décima edición de la bienal de fotografía Xavier Miserachs que se expone en Palafrugell, cuna de Josep Pla, en Girona.Son varias exposiciones y todas recomendables aunque solo sea por los espacios en los que se realizan (bovila,galería, museo del corcho y fundación Josep Pla).Hay de todo:fotografía social, documental, retratos, de guerra.Hay fotos de autores noveles y de Cartier-Bresson.Muy entretenida para un día de lluvia en la costa brava.
Está hasta octubre.(8 euros todos los espacios).
Tengo debilidad por Josep Pla el personaje, así que os diría que si vais, ir con tiempo para ver la entrevista que reproducen en la fundación, que le hizo Joaquín Soler Serrano en 1976, yo soy incapaz de encontrarla entera en la red y para mi el programa de "A fondo " de TVE significó tanto como "la Clave".


Y la tercera la vi en el MOCO de Amsterdam (a mi churumbel le encantan las siglas de éste museo).
Banksy and Icy&Sot.El edificio está en la explanada entre el museo van Gogh y el Rijsk.Es una casita con su jardincito, también lleno de obras de arte contemporáneas.Tengo debilidad por Banksy pero quizás  solo porque  le he visto crecer (a él no, que casi nadie sabe quién es, sino a su obra).Hoy en día es tan difícil encontrarte un graffiti de Banksy "in situ" que se agradece ésta recopilación aunque sea algo contradictorio con el concepto de arte callejero.Por supuesto que él ha evolucionado como la mayoría, muchos ideales con veinte pero claudicación con cuarenta.Ahora se cotiza, y actúa de manera distinta pero yo le entiendo.
Icy and Sot son dos hermanos iraníes que con su obra(claramente inspirada por Banksy, al igual que éste se inspiró en le Rat) consiguieron que les dieran refugio en EEUU.
Soy incapaz de escoger una foto de un Banksy para ilustrar éste párrafo, si pongo el original de la niña con el globo en forma de corazón todo el mundo sabrá de quién estoy hablando, la de los policías ingleses besándose me la guardaré para el día del orgullo, así que me decanto por el trozo de pared que él decoró en Barcelona por lo apropiado que me parece en éste momento.


Una de las que no me gustó fue La fotografía "creativa" en Cataluña(1973-1982) en el palacio de la Virreina en la rambla de Barcelona.Es gratuita y está hasta finales de septiembre.Demasiado especializada quizás aunque por supuesto que me hubiera llevado un montón de ellas a mi casa para colgarlas.

Y otra que tampoco me llenó fue en el museo de historia natural de Londres.Pese a que en los museos de Londres no pagas entrada luego las exposiciones eventuales son carísimas y no siempre se acierta.En éste caso fue de un concurso de fotografía animal pero como ya no está pues tampoco voy a recrearme y a la próxima de octubre que es sobre fotografía de vida salvaje no faltaré.

Por si no teníais claro dónde ir en los puentes varios que hay de aquí a final de año ya sabéis:París bien vale una misa, Amsterdam siempre entretiene y no es caro y Londres es un clásico.La costa brava no por más cercana es más económica pero una escapada en coche no hay que programarla y vale mucho la pena, sobre todo con éste otoño que está haciendo de playa.


jueves, 13 de septiembre de 2018

SI TUVIERA INSTAGRAM VERANO 2018


                                                    De las cotorras que se creen palomas.


Monasterio de Piedra.

    
El Borne.



Fiestas de Gracia.


El personaje.



Cultura ¿dónde está?.


La menda fotografiada por su churumbel.


Churumbel.


Más churumbel.


El chiringuito para comer.




El chiringuito para ver caer el sol.A la brava.





                                                                                      

martes, 28 de agosto de 2018

SALA VIP

Estoy en algo parecido a una sala VIP de las que hay en los aeropuertos pero ésta no es autoservicio, aquí, salvo la prensa, hay que pedir lo que quieres.

Llegan dos hombres, el primero de unos cuarenta años se dirige a mi y me dice :-¿no te acuerdas de mi?.Y sí, si me acuerdo, trabajaba en mi empresa hará diez años y se marchó para dedicarse al mundo de la noche que le atraía mucho y en ello sigue(no bebe ni se droga, a mi me parece raro).

El segundo es la versión de Paquirrín en moreno, de hecho pienso que es árabe hasta que le oigo hablar.Y más tarde uno de los encargados de la sala le preguntará si pincha en alguna parte y él contestará que todo lo que puede, todas las noches que sale con el compañero al que están esperando y de las sobras.Esto seguido de una sonora carcajada  y ya le ha encasillado en mi mente "forever" como gañán.Cuando saca uno de esos altavoces inalámbricos de treinta centímetros y empieza con el trap a todo volumen ya no tengo dudas.

Y cuando llega el tercero en discordia alucino, guapete, veinte años, chandal azul eléctrico de Versace, tatuajes y un anillo que probablemente valga su peso(el del sujeto) en oro.
Se pone la gorra de beisbol con la visera hacia atrás y empiezan a hacerse fotos.
Piden jamón, tortilla de patatas y queso.Cuando se lo sirven me piden que les haga una foto y al decirles que se aparten un poco de la mesa que si no sale la comida en la foto me contestan que así está bien, que el jamón tiene que salir.

Van a correrse una juerga a Disney Paris, verídico, y está claro que el joven paga todo.
La conversación entre ellos da para otra entrada, pero me quedo con el momento en que el que paga le dijo al pseudopaquirrín que tenían un "Royce-Royce" con chófer esperándolos y el otro "descojonao" le dijo que lo repitiera para grabarlo.

¿Profesión del "paganini"?

Más tarde pregunté a mi conocido y me me metí en internet para averiguar más.

Me dio mucho que pensar.Para ellos esa estética "cani" es lo más, al igual que la música trap, y la manera de hacer ostentación del dinero.Y estuve pensando en qué se diferenciaban de mis compañeros de trabajo, esos que van con el pantalón estilo "dockers" en modo sobaquero, el "pullover" en los hombros y la gomina puesta y se creen que son lo más.

Por supuesto hay un tema educacional de base, mis compañeros tienen cultura, jamás habrían puesto, ni un momento, música sin tener un auricular en la oreja y salvo que en la mesa hubiera percebes no creo que hubieran fotografiado la comida.Pero les encantaría conducir los coches que tenían los susodichos y tener pivones siliconados al alcance de sus manos.

Pero a lo que me refiero es a lo de considerar que el grupo al que perteneces y la estética a la que te sujetas es la mejor.Eso me fascina.Mi hija dice que tengo prejuicios porque según la vestimenta y estilo en el hablar clasifico a la gente.Hacer prejuicios no me parece mal, no tienen porqué ser negativos y es gracioso cuando te equivocas porque entonces es como si descubrieras a alguien disfrazado.
Y es muy raro ver a un físico cuántico vestido con chándal azul eléctrico de Versace y cadenón de oro al cuello o a un cantante de trap con traje y corbata.Igual que sería muy raro ver a un futbolista casado con una mujer bajita, gordita y con estudios.

Y no creo que sea malo tener prejuicios cuando punto y aparte, soy capaz de interesarme por ambos extremos y compartir experiencias varias con todo tipo de gente.Otra cosa es que en base a lo que tengamos en común la cosa pudiera llegar a más.







miércoles, 15 de agosto de 2018

UNA EXPERIENCIA RELIGIOSA

Un domingo libre en Nueva York no recuerdo haberlo tenido jamás, así que cuando P. me preguntó qué quería hacer, dando por hecho que ni L. ni G. se iban a apuntar me salió sin pensar:-oír gospel en Harlem.
Y me contestó:-vale pues tú te encargas.
Ni que decir tiene que pese a la emoción, yo tenía tremendo trancazo y oídos tapados, me costó.
Meter en el navegador Gospel en Harlem y marearme fue todo uno.
La border line señorita de la recepción del hotel más informatizado en el que jamás he estado,haces el "check-in "y el "check-out" en un ordenador y todo en la habitación (luces,persianas, aire) funciona con un iPad, no supo ayudarme.Da que pensar...pues cualquier conserje de un tres estrellas sabe mirar en su ordenador todo lo turístico en varios kilómetros a la redonda.
En fin, que al final me decidí por uno que el horario cuadraba, ya que las misas evangélicas donde se canta suelen durar entre dos y tres horas y ya eran las nueve dadas.Y ponía que los turistas eran bienvenidos sin ser de las que entran dentro de los "tours"e incluso pagan por asistir.

Llegamos con casi cuarenta minutos de tiempo antes de que empezara el servicio y creo que por eso nos sentaron en la planta de abajo pese a los reproches de una local que más tarde aprecié no estaba en sus cabales.Los turistas que fueron llegando más tarde les llevaban a una planta superior.

Es una pena que no dejaran hacer fotos pero totalmente comprensible, no hubiera dado abasto y no hubiera disfrutado ni la mitad.

Creo que ni en mil años sería capaz de hacer una descripción exacta de lo que allí viví.
Para empezar nos recibió una mujer que parecía vestida cual enfermera años cincuenta con unos ojos claros detrás de una montura de gafas bastante "kitsch" y había dos guarda espaldas vestidos con traje de corte relativamente clásico pero claramente heredado.

El servicio empezó felicitando a los chicos de la parroquia que se habían graduado, la mayoría representados por sus abuelas.
Hasta no bien mediada la mañana no empezó a llegar personal joven.Yo diría que la primera hora hora eran solo mayores y niños.
Y con unas vestimentas que ni en la mejor de las películas se ve reflejada.Mujeres con turbantes africanos y trajes chaqueta dorados, vino, morados, comprados en una tienda de Harlem en los setenta por y para negros.Podría ser que quedara alguna tienda a día de hoy que siguiera vendiendo algo similar al igual que todavía quedan en España tiendas que venden batitas y trajes de madrina que parecen sacados de otra época pero al ser domingo yo no vi ninguna.Zapatos de plástico negro imitando a charol con guantes de rejilla blancos y sombreros hongos y de copa para imitar esos cardados africanos imposibles.
Había un hombre vestido entero de verde cotorra, incluido sombrero, foulard y zapatos al que todo el mundo saludaba y que luego vino a ser de los más tranquilos y aparentemente más centrado.
Se notaba el sistema médico norteamericano en la manera retorcida de andar de personas que apenas han visitado al médico pese a sufrir dolor y aparentan muchísima más edad de la que tienen.

Al son de la primera canción nos dimos cuenta que no íbamos a oír el mejor gospel de nuestra vida (esos coros donde se hicieron famosas Whitney Houston, su prima Dionne Warwick o su madrina Aretha Franklin)pero era suficientemente correcto para que aguantáramos sentados.

Pero lo mejor estaba por llegar.Intercalaban el sermón con canciones y referencias a todos los nacidos, muertos y premiados de la congregación en el último año, incluidas referencias al anterior pastor que estuvo no se cuantísimos años al frente hasta que murió de viejo.
Y entrando en la segunda hora y con solo un mareo por parte de una de las cantantes que yo creo que fue provocado por sus movimientos descontrolados unidos a su sobrepeso y el calor que allí hacía, y al cual solo hicieron caso sus compañeras más cercanas...empezó lo verdaderamente chocante.

El pastor más relevante empezó sus bendiciones después de que nos diéramos la paz.La muchedumbre se acercaba en fila, como en una misa católica a comulgar, y él les ponía la mano en la frente y aparentemente se desmayaban o entraban en trance moviendo todo su cuerpo, a excepción de los bebés que claramente no se sugestionaban.Y fue entonces cuando el ritmo de la música se aceleró y todo el mundo empezó a bailar como si no hubiera un mañana.Desde nuestro último banco no pudimos más que ponernos en pie y bailar lo más comedido posible para no estar quietos sin llamar la atención.
Pero allí todo el mundo entró como en una catarsis colectiva y era muy llamativo como sin haber bebido nada ni haberse drogado eran capaces de desahogarse de esa manera, echar fuera todas las miserias que probablemente tengan que sufrir durante la semana y cargarse de energía positiva dentro de esos trajes de falsa seda que de puro tiesos sonaban "fru-fru".

La mujer que nos había recibido al entrar estaba totalmente ida, yendo cual caballo desbocado corriendo todo el perímetro de aquella enorme sala.Los dos porteros como si estuvieran en una audición para el "Cotton club" y el resto por los pasillos o de pie delante de las bancadas bailando incluso con muletas.
La mayoría de los parroquianos jóvenes habían llegado en la última media hora, incluso vi un par de mujeres vestidas de manera actual que también se arrancaban a bailar y ahí ya me solté.
De jovencita nunca me hizo falta beber ni drogarme, a mi me producía euforia la música alta y las masas enfervorecidas de los conciertos y esto era lo más parecido que había visto en años.

Y aunque no me hubieran contagiado, solo observando el surrealismo que se vivía allí dentro, a la par que caía la primera tormenta de verano en Manhattan fuera, valió la pena.

Tres horas más tarde volvimos andando al hotel, cruzando todo Central Park, yo anonadada y P."flipao" con lo que había vivido y ambos conscientes de que no podríamos contarlo a G. y L. porque no lo entenderían.Ambos coincidíamos en que ellos a los cinco minutos hubieran huido despavoridos, carecen de ese mínimo interés hacia el otro y ya si pertenece a otro grupo social o cultural ni te cuento...

En fin, que lo recomiendo a todo aquel que vaya a estar un domingo en Manhattan y sea capaz de sentarse en una esquina cualquiera y ver al personal pasar ...sin más...imaginando vidas.