jueves, 10 de mayo de 2018

DICHOS Y CHURUMBELADAS

En el cole de mi hija jamás han celebrado ni días de padres ni de madres ni de abuelos pero mi churumbel va de por libre y me hizo treinta papelitos enrollados cada uno con su cintita y metidos a presión en un botecito de cristal que previamente había decorado, me envolvió tres bolitas de coco y dos gominolas de coca-cola y lo metió todo en una cajita en la que pintó con acuarela "pack of mom"(de lo cual se deduce que en su cole los días de inglés en clase tampoco los celebran).

La gracia estaba en que de las treinta notitas la mitad venían a ser frases que yo uso y que son comunes a todas las madres de las últimas tres generaciones y la otra mitad cursiladas varias que su edad ya no le permite decírmelas a la cara.
Y me hizo gracia.Y me acordé de mi madre.

-¿Qué me das si voy y lo encuentro?
-Ni por favor ni por favora.
-Ni mamá ni abuela.
-Porque lo digo yo y punto.
-Porque aquí mando yo.
-Porque soy tu madre y punto(que repetitiva).
-Y un jamón con chorreras.

Y ésta última me hizo pensar si ella sabría el significado, incluso me asaltaron dudas.
"Y un jamón con chorreras" se utiliza cuando algo es inalcanzable y me imagino que las chorreras eran los chorretones de grasa que tienen los jamones buenos colgados(que para eso les ponen el recoge grasas pinchado debajo).
Pero en Zaragoza hay una tapa que es jamón con chorreras donde éste viene acompañado de huevo y rebozado.Así que si hay algún maño que pueda aclararme la duda...se lo agradeceré.(Me consta que hay varios por estos lares).

Y como una cosa lleva a la otra... hay otra expresión que uso mucho que es :"me hizo una 13-14"y el otro día el insufrible de mi grupo de trabajo admitió que no tenía ni idea del significado de la expresión lo cual me hizo pensar que como mi hija, que usa todas mis expresiones, acertadamente, desde muy pequeña sin tener ni idea de su significado...Con lo que yo indagué a su edad hasta que descubrí que eran las "puñetas";por aquello de que en mi casa nos tenían prohibido usar palabras mal sonantes no me atrevía a preguntar(por Dios, esto suena a Pleistoceno).
Así que por si alguien no lo sabe por lo mismo que ya nadie cambia la correa de transmisión, ni una bujía, ni siquiera una rueda os contaré que significa hacer una jugarreta y viene de las llaves de tuercas que en cada extremo tienen un calibre:8-9, 10-11, 12-13, 14-15.La 13-14 no existe y es la novatada que se hacía en los talleres de mecánica, pedirle justo esa al aprendiz.

En fin, que le doy vueltas a cosas muy tontas.
¿Algún dicho que uséis mucho como coletilla, digno de mencionar?



martes, 24 de abril de 2018

ARTÍCULO PERIODÍSTICO MAYO 2016

Hace dos años hice una foto a un artículo de un periódico que ahora, haciendo limpia, releo.



Está muy borrosa pero hice la foto para luego buscar la película que recomendaba.Dado que no descargo películas me está costando encontrar la película lo mismo que un libro descatalogado.
El caso es que al releerlo me llama la atención que no se ve el nombre de la autora ni el periódico.Y me da rabia porque el artículo da para una entrada en condiciones.


En realidad recomienda dos películas. "Hannah Arendt" de Margarethe von Trotta y "el caso de Fritz Bauer"de Lars Kraume.
Ambas tratan sobre Eichmann y creo que la von Trotta estuvo como corresponsal en el juicio en el que se basa la segunda.
Pero de lo que iría mi entrada, en caso de escribirla en condiciones,es de una frase que entonces subrayé y que ahora estoy pensando en poner en mi perfil, estado, muro y todo lo que alguien quiera identificar conmigo.
Y es la frase que en su día desarrolló la cineasta.

Redoble de tambores....fin del redoble.Y ahí va:
"La ideología ciega a la inteligencia".
Me convenció y en estos dos últimos años he podido cerciorarme de que es un hecho incuestionable, indiscutible e irrevocable.No he encontrado un solo ejemplo en todos los ideólogos e ideologistas(lo que quiera que eso signifique) que me rodean que me lleve a pensar que no es una frase acertadísima.
Y la manera en que lo desarrollaba su autora impecable.
Venía a decir que la ideología está ahí para ahorrar la labor de pensar y que los regímenes totalitarios saben que las personas son capaces de seguir una ideología antes que a su corazón o a su cabeza y si controlas esa ideología controlas a las personas que la siguen.
Y visto todo lo que vivimos a nuestro alrededor mi siguiente pregunta sería ¿qué necesidad tiene el personal de pertenecer a un grupo determinado?¿porqué tantas personas, algunas incluso con mundo y estudios siguen empeñándose en seguir una ideología?...a mi se me escapa.
¿Alguna idea?.


miércoles, 18 de abril de 2018

TRES ELENAS, UNA EILEEN Y UNA ELEN.

Cuando nació Perico hacía tres meses que su padre había muerto, era mil novecientos treinta y siete y a su hermana de tres años la mandaron a un hospital de la Malvarosa con una lesión de espalda que la iba a dejar postrada allí hasta el cuarenta y tres.
Para cuando volvió su hermana de Valencia, él se había acostumbrado a una prima en casa que al quedar huérfana, mi abuela viuda había acogido.Ésta tenía siete años más que él y se comportaba más como una criada que como una hermana.
Así que después de mandarlos a él y a la pequeña Elena una temporada a una remota aldea asturiana con los abuelos mientras su madre Elena y su prima/hermana trabajaban en la capital del entonces no reino, le ingresaron en el colegio de San Ildelfonso para huérfanos.

Los celos hacia mi madre eran lógicos, que le matara los pollitos que mi madre amadrinaba entraba dentro de lo normal también pero creo que lo de meterle interno para que se sacara el bachillerato y ver a las mujeres de su vida solo un día y medio a la semana le superó.
Pero pasaron los años y se hicieron con un pisito de protección oficial a las entonces afueras de Madrid(ahora puente de Ventas de la M-30).Y allí que vivieron felices, ellos y todo el que necesitara una cama temporalmente, durante años.

Casaron a la prima por poderes con un cubano con referencias (que luego resultaron falsas)en New Jersey.Mi madre casóse con un maño y después de concebirme a mi en Málaga se trasladaron a tierras catalanas.
Perico estaba feliz como una perdiz con su madre solo para él.Con los problemas de una partida de nacimiento quemada en alguna iglesia, cuando se hizo el primer documento de identidad aprovechó para quitarse años, que mentalmente era obvio que le faltaban.Trabajaba de contable para los explosivos que tantas casas llenaron con sus calendarios de mujeres de Julio Romero de Torres y le daba todo el dinero que mi abuela consideraba era necesario para el bien común aunque a regañadientes.
Pero llegó el día en que mi abuela se jubiló y decidió irse a Ámerica a visitar a la sobrina/hija que había tenido una niña, Eileen, con la que me llevo tres días y a la que todavía no conocía pese a que ya tenía ocho años.Ya que estaba tan lejos, una vez allí pidió una extensión de visado y se quedó un año en vez de los seis meses prometidos.
Y aquí Perico decidió tomar las riendas de su vida.Un día puso una conferencia y llamó a su madre a los Estados Unidos de América y le dijo que se había casado, que su mujer se llamaba Elena y que la culpa de la precipitación era de ella por haberlo dejado solo.
A mi abuela le dio "eso"(eran unas taquicardias) y estuvo una semana mala.

Cuando volvió se encontró con que Elena tenía una niña, Elen, que dijo que era de una hermana muerta en un accidente con su marido.Más tarde resultó que dicha niña tenía dos hermanos, el chico nos contaron que había sido adoptado por una familia riquísima que le daba todos los caprichos y la otra chica con otra tía.
A nosotras nos pareció muy exótico tener una no prima de color con la que dormíamos pero a mi abuela no le hacía p*** gracia.Suegra y nuera nunca se soportaron y nos parecía todo tan chistoso que muchas veces malmetíamos.

Elena, la mujer de Perico, trataba a la niña Elen como si fuera su criada más que su sobrina, y la cosa se volvió insufrible cuando tuvo un hijo con mi tío Perico.Así que en cuanto fue mayor de edad se casó con un chico blanquísimo y rubísimo que luego fue pastor evangelista.Ir a una boda evangelista nos pareció muy surrealista pero nosotras estábamos muy bien educadas y si en el banquete sin alcohol flipamos, lo disimulamos a la perfección.

Pasaron los años con sus más bajos que altos que remataron al caer enferma mi abuela.Mi madre se la trajo a Barcelona y si bien ahí acabó su relación, al irme yo a vivir a Madrid les seguí tratando hasta que años más tarde murió mi abuela y ahí ya corté amarras del todo porque fue más que surrealista su no presentación en el entierro y posterior aparición para la repartición.
Perico siguió llamando a mi madre para felicitarla en su cumpleaños y mandaba una tarjeta por navidad y ya en los últimos años y con un riñón menos, largos correos electrónicos preguntándonos dónde fue a parar nuestro vínculo familiar.Pero cuando murió mi madre tampoco apareció.

Y voy a Nueva York y quedo con mis primos americanos.Hace mucho frío y nos metemos en un "estarbus" muy hípster de Brooklyn a entrar en calor y allí me cuentan que ellos si han mantenido la relación porque les mandaron al hijo de Perico para que aprendiera inglés y me enseñan la foto de un chico negro con toda la cara tatuada como un maorí.Les digo que nunca me han asustado los tatuajes pero entiendo que los maories se molesten porque el personal no tiene ni idea del simbolismo y los occidentales los usen solo para ¿asustar, protegerse/esconderse?.
Me preguntan si no le conozco, contesto que no y cuando me dicen el nombre alucino.Es el hermano de Elen que se suponía había sido adoptado por una familia riquísima de la ahora sí, capital del reino.

Y entonces me sueltan la bomba.
Perico, al casarse en ausencia de mi abuela de prisa y corriendo, le debió hacer escoger a la recién llegada Elena uno de los tres niños que ella había tenido con un guineano que ahora hace un año ha muerto y al cual entonces cuentan acababa de abandonar.Elena, escogió a Elen por ser la mayor pero le prohibió llamarla mamá(aunque a la niña se le escapaba y a nosotras nunca nos chocó ya que la suya se suponía muerta), al niño lo abandonó en un orfanato del que debió entrar y salir a la par que pasar por familias varias donde no cuajaba por su carácter, y a la dulce Marian la encasquetaron con una tía de la que huyó en cuanto tuvo edad para trabajar y compartir piso.

Y los tres chicos han seguido teniendo relación entre sí, y conocieron a su padre y se han juntado ahora en la boda del hijo de Elen(que también se ha casado jovencísimo para poder vivir con su novia ya que su religión evangelista debe ser más convincente en estos temas).Y si no me enseñan las fotos no me lo creo.

Y me da rabia no haberle dado la razón a mi abuela desde el minuto uno cuando nos decía que ésta Elena no era de fiar, que era una bruja mala.Porque ¿quién c*** se gasta toda la pasta en operaciones de estética teniendo un hijo en un orfanato y otra trabajando desde los catorce para poder pagarse una habitación?¿quién escoge quedarse con uno de sus tres hijos y tratarle como a una perfecta extraña por casarse con alguien como mi tío Perico?.
Que eran los setenta, no los cuarenta.

Y echo de menos poderlo comentar con mi madre, porque no sé si nos hubiera dado la risa o nos habríamos puesto a llorar por esos tres niños y su no infancia.Porque lo peor es que ellos no tuvieron una madre en condiciones, hubiera sido preferible ser hijos de una muerta, ¿a quién le extraña que el chico lleve a sus casi cuarenta la cara tatuada como un maorí y haya huido a Londres dejando una niña en un remoto pueblo andaluz?

jueves, 22 de marzo de 2018

LO QUE HE LEÍDO EL ÚLTIMO INVIERNO

Budapest de Chico Buarque.Lo cogí en una librería de Buenos Aires por el autor y la colección.Le pregunté al librero y me dijo que no lo dudara.Es original pero a mi me ha resultado entre caótico y surrealista.Nada que ver con su música.

Pasajera a Teherán de Vita Sackville-West.Ëste lo recomendaba Ángeles Caso.La autora pertenece al grupo de Virginia Wolf y pese al mérito que tenía viajar prácticamente sola en su época tampoco me ha convencido, las formas están bien pero es el contenido lo que no me llega, pero imagino que por disparidad de afinidades más bien.

El intocable de John Banville.Lo recomendaba Richard Ford.Es ingenioso y está bien escrito pero a mi el protagonista no me parece creíble.

Una tal Martina y su monstruo de Sara Fratini.Recomendado por Ro a la que le gustó fue a mi hija, que se lo leyó del tirón.Es novela gráfica(que es como se empeñan an llamar ahora a los tebeos de toda la vida, "cómics" en versión inglesa).Es que la autoayuda, incluso disimulada, a mi no me va.Infantil además.

Aventuras de un vividor.Autobiografía de Errol Flynn.Me lo dejó(sin yo pedírselo)el marido de una amiga que jamás acierta pero no me da opción a decírselo.Escrita muy regulera, lo verdaderamente fascinante es la cantidad de vidas que se pueden vivir en cincuenta años cuando uno es inquieto, o hiperactivo o con déficit de atención, que no es lo mismo pero tiene contraindicaciones parecidas.Y además acabar mal a pesar de poder tenerlo todo, o eso creemos el común de los mortales.Hay un cambio de tercio hacia el final que te hace pensar en si usó un negro o lo escribió por partes, en diferentes etapas de su vida.

Una madre de Alejandro Palomas.Éste me ha llegado, denota una sensibilidad que yo solo observo en los "gays", esa manera de reírse sin burlarse, de tener paciencia con las mujeres de su alrededor por muy locas que estén sin desesperarse, de verlas venir y quererlas pese a todos sus defectos.Me encantaría conocer al autor, admiro a los observadores de personas y caracteres.

Hôzuki, la librería de Mitsuko  de Aki Shimazaki.Esa manera de contar historias a la japonesa a mi me gusta, suelen ser bastantes tremendas pero desprovistas de drama pese a una acusada sensibilidad que a mi me desarma.

La casa en París de Elizabeth Bowen.No me acuerdo quién la recomendó pero me costó encantarlo en papel, lo cual ya realza su encanto.Es un día en la vida de una niña.Las edades de los niños no me cuadran con sus diálogos pero lo leí del tirón.

Un destripador de antaño y otros cuentos.De Emilia Pardo-Bazán.Lo recomendaba Meg en su blog.Hizo que el librero me preguntara porqué me empeño en leer cosas tan poco modernas(eso dijo).
La autora me recuerda a mi adolescencia en el instituto y me sumerge en otro mundo incluso haciéndome buscar palabras en el diccionario.Pero es verdad que es de otra época, digo yo, que como casi todos los clásicos.

¿Qué está pasando en Cataluña? de Mendoza.Es un libro minúsculo pero que me gustaría poder citar sin complejos cada vez que oigo tonterías varias, aquí y allí.

Lo que a nadie le importa de Sergio del Molino.Es el que me dio el librero mientras llegaba el de la Pardo-Bazán.A mi me ha parecido un poco la necesidad de justificar a su abuelo por no estar en el bando que el autor cree el correcto en la guerra civil.Hay detalles que me parecen de una sensibilidad extrema pero "la Hora violeta" la recomendaría y éste no.

La uruguaya de Pedro Mairal.Me lo puso en las manos el chico de la FNAC que mi hija dice que es un intenso y que me enreda.Es la historia de una infidelidad(como bien dice el chico de la Consuelo)pero también me lo leí del tirón, es cortito y a mi me ha convencido de que sí, si escribes algo que conoces o has vivido, el libro tiene muchas más posibilidades.

El túnel de Ernesto Sábato.Es un clásico que tenía pendiente y al ver en algún blog que lo nombraban como una de las influencias de su vida, me decidí.Y no me ha decepcionado.

Cerca del corazón salvaje de Clarice Lispector.Otra vez, la culpa del intenso de la FNAC.Y he de decir que empiezo a pensar que mi hija tiene razón.Pese a que tiene mérito la manera distinta de expresar emociones de la autora pese o a causa de su juventud no creo que repita.

Éste trimestre escogí varios libros pequeños con el afán de llegar al reto de CIEN al año, pero ya veo que ni por esas.
Como veréis, se admiten sugerencias.

viernes, 16 de marzo de 2018

SAN FRANCISCO parte dos

Celebrar el año nuevo chino en el barrio chino de San Francisco sí tiene su aquel, siempre que te gusten las multitudes.Pero como no todo el mundo tiene semejante oportunidad el mejor día para verlo es cuando hay mercadillo de flores y verduras.Y algo tonto pero gracioso es visitar una fábrica de galletitas de la fortuna, ya que se inventaron aquí y no en China.





La excursión más común es ir a Sausalito cruzando el puente rojo en bicicleta y volver en ferry.El ruido al cruzar el puente a mi me parece infernal, así que recomiendo hacerlo en coche y así luego tienes la opción de ir al parque de las "secuoyas".
Sausalito es donde yo he visto más "hippies" , viven en sus barcazas, comen sano, se mueven en bici, mantienen su modo de vestir como cuando tenían veinte, fuman porros.Pero también están los ricos alternativos que se hacen la casa o barco de veraneo.Aún así sus embarcaderos son muy entretenidos, aunque cada vez más han colgado eso de "no pasar, propiedad privada".






Y a mi me costó no fotografiar el puente desde todos sus ángulos

 Éste es el otro puente.
 Desde la playa Baker, nudista y mayormente gay.



Ésta entrada es, obviamente (que diría Sheldon), un "puñao" de fotos para actualizar.
Hubiera escrito sobre lo mal que me sentaba cuando el personal empezó a usar la palabra"bocata" y el mérito que soy capaz de verle ahora que ha muerto su autor.Pero escribir de Forges y su vocabulario("muslamen" no tiene parangón) o sobre el feminismo me supone demasiado esfuerzo y ya no digamos sobre el impacto de la muerte del "pescaíto" en mi hija o lo mala que me pareció la película sobre Hawking(independientemente de la actuación del oscarizado protagonista).
Así que dejo la actualidad para otros.

jueves, 8 de marzo de 2018

DI-VAGUE

En una vida anterior estábamos dos compañeros de trabajo y la menda departiendo sobre el amor pasional y su relación con el amor verdadero.Esto era harto extraño porque  un tema de semejante enjundia no suele ser habitual con mis nada leídos(guiño al libro de "contra la lectura" que dudo lea)compañeros.

El caso es que tras mi acaloramiento describiendo una pasión/amor hasta las trancas, de esas que no te dejan ni comer, ni dormir, ni trabajar en condiciones, que tú te ves exultaste y lo que estás es "consumía"...uno de ellos, y ya a solas, me pregunta:

-¿Y qué pasa si no has sentido nada parecido en tu vida?

Pese a las copas tuve la agudeza de no contestar a bocajarro ya que él acababa de poner fecha a su boda.Así que lo único que atiné a decir fue:

-No pasa nada, salvo que lo sientas después de casado...con otra.

Y es que yo soy de las que cree que no se puede echar de menos algo que no has tenido.Si puedes desear algo como el sexo si eres virgen, una casa más grande si compartes piso de sesenta metros cuadrados con cinco y el perro, viajar a lugares exóticos si todos tus veranos han sido en el pueblo, ojos si eres ciego o altura si eres enano.
Pero de verdad, he observado, que desear no es lo mismo que añorar.Y a mi por lo menos, me duele más lo que he conocido y perdido.Igual que no es lo mismo un ciego de nacimiento que el que pierde la vista con quince años.

Por supuesto, no se puede generalizar y en temas de libertades o miserias habría que ver...A mi me resulta totalmente imposible ponerme en la piel de una niña secuestrada por Boko Haram, una presa en Afganistán o una mujer en la China rural.Pero tampoco soy capaz de imaginar qué siente Melania o una Kardashian.E imagino que en ambos casos desean lo que no tienen pero las segundas probablemente más porque tienen medios para ver lo que no son capaces de imaginar, o al menos lo tienen a su alcance aunque sean incapaces de conseguirlo, lo que las primeras ni se plantean porque no lo conocen ni de oídas.(Me estoy yendo por las ramas y esto daría para otra entrada)

Pero en amores, aquella máxima que llevaba en la adolescencia cual bandera de :"es mejor haber querido y haber sufrido que nunca haber sentido"...a día de hoy me genera dudas.(Quizás AMAR me haya servido para no tener la sensación de que me faltan cosas por vivir y no tener pavor a la muerte, que, visto lo visto, no es poco).

El caso es que el matrimonio de mi compañero acabó(tal y como yo entiendo una relación de amor)el día que llegó su primer hijo porque ella estaba claro que tampoco había sentido nada parecido hasta que éste nació.Y de eso hace diez años y otro churumbel y probablemente sea de esos matrimonios que duran toda la vida, siempre que no se cruce una pasión de por medio.

Porque de esas pasiones también se aprende, sobre todo ...que pasan.Si superas la primera que te pilla muy joven y te puede llevar al suicidio(imagino que las hormonas tendrán parte de culpa porque si no, no entiendo aquel estado)la segunda la vives con más alegría pero si llegas a una tercera y no acaba felizmente el nivel de escepticismo que desarrollas es la mejor vacuna.Lo cual no quiere decir que no haya momentos viendo escenas de estación de trenes o de películas que te revuelvan las tripas...por lo que pudo haber sido y no fue.E imagino que si no lo has vivido nunca el dolor de alma es menos intenso.

Dicho esto...opinad...que si no esto es muy aburrido.






martes, 27 de febrero de 2018

SAN JOLISCO, PRIMERA PARTE.

No escribo por no aburrir a Viveiro, escribiría sobre la premenopausia que creo debo estar pasando porque no es normal ésta flojera que me acompaña desde ya hace muchos días.
También escribiría sobre el sentimiento de culpabilidad a la par que alivio que me acompaña cuando estoy con amigas con cáncer por no ser yo una del tanto por ciento de las estadísticas que lo padece rondando los cincuenta.
O sobre lo que me gusta estar con mi hija y lo que me aburre el resto del personal, así en general.

Pero mejor pongo fotos de mi último viaje que parece que al personal le gusta más soñar con lugares lejanos.
Y que conste que ahora mismo hay una línea de bajo coste que te lleva a San Francisco y te trae por menos de doscientos euros si lo sacas con tiempo(eso sí, ni agua te dan).Y sale desde Barcelona.Trece horas de vuelo directo a Oakland.

San Francisco(Jolisco para aquellos que vimos "el lago azul") huele a marihuana, como ningún otro lugar del mundo(Amsterdam ya no es lo que era).Y ves miseria como en ninguna otra ciudad del mal llamado primer mundo.Imagino que la temperatura junto con la cantidad de "hippies" que fueron para  allá y allá se quedaron, debe influir.Pero es una miseria de locos, no es hambre, es enfermos mentales gritando por las calles y oliendo muy mal( y entonces ya nunca más te quejas de nuestro sistema social sanitario que no permite semejante barbaridad).
Pero si te limitas a las atracciones turísticas puedes evitarlo en gran parte.Y es que Alcatraz y el puente dorado que es rojo da mucho juego.

La visita a la cárcel por excelencia puede parecer el colmo del guiri pero los "rangers" que te la cuentan sacan esa parte de niño cinéfilo que casi todos llevamos dentro y te dejas llevar.

Ya desde lejos te llama.



¿Quién, de mi generación, no vio "La fuga de Alcatraz"?Aquí ves sus habitaciones, el agujero que hicieron con las cucharas, te explican que no se comía mal y alucinas con el sistema mecánico para abrir las celdas.



 Éste pájaro creo que solo se da por estos lares.


Pero también se te mete la humedad en los huesos e imaginas qué debían sentir viendo la ciudad tan cerca y sabiéndola tan lejos.Y entiendes la locura de Al Capone, que aunque no hubiera tenido sífilis hubiera alcanzado de igual manera.
Y oyes las voces de testimonios reales, todo muy a la americana pero a los amantes del cine nos llega e impresiona.


Y todo tiene una foto y una historia.Ir con tiempo, y a primera hora de la mañana si no queréis sentiros como borregos, es más, hay que sacar las entradas con al menos tres semanas.