sábado, 17 de febrero de 2018

AL OTRO LADO DEL PUENTE

Cruzar a Brooklyn tiene encanto, es algo más que ver Nueva York desde la otra orilla.Es hacer el guiri un poco menos y si tienes la suerte de hacerlo con locales mejor que mejor.
Hacía mucho frío, menos tres, pero el día era claro.
Quedé con mis pseudo primos , la una se pidió el lunes libre después de la "super-bowl"(por lo visto es algo muy común) y el otro acaba de prejubilarse.
Son dos personajes en si mismos; ella a costa de varios cánceres raros que le están dando una tregua, él con esa ironía desubicada de hijo de inmigrantes hecho a si mismo que no ha encontrado mujer a la española como fuera su madre.

El puente hay que cruzarlo andando, lo mejor es ir de día y volver de noche.Ir en coche es tan absurdo como cogerlo en Nueva York, los precios de los parkings oscilan entre diez y treinta dólares por hora.


Antes de anexionarse a Nueva York, Brooklyn llegó a ser la tercera ciudad de E.E.U.U por detrás de la propia N.Y. y Chicago.Y la gerentrización también ha llegado.La primera parada es Dumbo desde donde se pueden hacer todas las fotos propias del otro lado.






A mediodía hay que tomar una pizza en Grimaldi's que solo acepta que pagues en efectivo y que pidas la pizza entera que da para tres o cuatro personas, la exageración es una de las características de la comida por estos lares.
Y el resto del día lo echamos pateando por los distintos barrios de la ciudad.
El barrio judío, muchísimo más chocante que el de las joyerías y tiendas de fotos de la ciudad de enfrente(B&H es visitada obligada en Manhattan para ver su "modus operandis"), éste es de mayoría jasídica Satmar por lo que sus atuendos y peinados son de lo más ortodoxos.No sé si habéis visto alguna película sobre ellos pero a mi el punto machista que hace que ellas vayan con peluca y vestidas muy recatadas me desagrada, aún así me atraen como cualquier cultura ajena por exóticos.
En el mismo barrio de Williamsburg hay una zona "hipster" bastante auténtica, la tienda de cafés por excelencia en la que no entraría en ninguna de sus sucursales en mi país ni por casualidad, allí no está mal para conectarte un rato a internet, es de obra vista y la clientela muy propia.Entrar en una tienda de pseudoantigüedades también tiene mucha miga para un español.
Como hacía frío la parte de "Coney island" y "Prospect park" nos la saltamos.Y los edificios oficiales emblemáticos los vimos a la carrera por Brooklyn Heights y Park Slope.
Me consta que también tiene barrio polaco, afroamericano y mega-pijo pero las risas y charlas sobre nuestra variopinta familia tomando café durante horas fue nuestra sopa para el alma que buena falta nos hacía .
En mi próxima visita quiero hacer Harlem y góspel pero para eso todavía falta y debo encontrar la compañía adecuada porque a ellos vi que mucha ilusión no les hacía.

¡Hala!, espero haberos puesto los dientes largos a todos los que no os decidís a tirar la casa por la ventana y organizaros un viaje(hay una compañía de bajo coste noruega que te lleva y te trae por muy poquito dinero si lo reservas con tiempo)


8 comentarios:

  1. Estoy organizando viaje para este verano. Y apuntando cosas, que dentro de poco se van a convertir en cientos de ellas. Pero lo que más me apetece es pasear por NY, y la parte de cruzar el puente es algo que me gustaría muchísimo. Si tienes más sitios recomendados, ya me contarás.

    besos.

    ResponderEliminar
  2. Pues si que me los has puesto largos, como siempre que hablas de la zona. Tenemos sueños a la vista, pero este de momento sólo es mío.A ver si voy contagiando al personal.

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. ¡¡¡Joooo!!! No me pongas los dientes largos con Nueva York que es mi eterno viaje pendiente. Este año tengo que ir. ¡Como sea! Me apunto todo ;P

    ResponderEliminar
  4. Vaya fotos más chulas. Sí, nos has puesto los dientes largos, sin duda XD

    ResponderEliminar
  5. Pues si me has puesto los dientes largos...........tanto viajar antes y ahora tan poco...
    Pilar

    ResponderEliminar
  6. Que envidia jejeje ojalá algún día pueda cruzar ese puente. Sí lo hago seguiré tu consejo.

    ResponderEliminar
  7. Mis dientes están rozando mis muslos ahora mismo y puedo llegar a morir desangrada por las heridas...

    De momento, por problemas de visado de mi pareja, no podemos viajar a todos los países que querríamos... es algo que hay que solucionar este año sí o sí...

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  8. Ro:Hacer el "high lane" para acabar en el mercado de Chelsea.
    Las mejores vistas son desde el Rockefeller Center aunque el más emblemático sea el Empire State.
    Ver atardecer desde la terraza del 230 Fifth.

    Tita:Pues ponte a ello...YA

    Rocío, Papa Cangrejo y Speedy:Es de lo que se trataba

    Maribel:¿De dónde es?...hay mil sitios a los que ir y ninguno imprescindible.
    Yo tengo pendiente el pirineo aragonés y todo Teruel(y no encuentro "quórum"

    ResponderEliminar