miércoles, 15 de agosto de 2018

UNA EXPERIENCIA RELIGIOSA

Un domingo libre en Nueva York no recuerdo haberlo tenido jamás, así que cuando P. me preguntó qué quería hacer, dando por hecho que ni L. ni G. se iban a apuntar me salió sin pensar:-oír gospel en Harlem.
Y me contestó:-vale pues tú te encargas.
Ni que decir tiene que pese a la emoción, yo tenía tremendo trancazo y oídos tapados, me costó.
Meter en el navegador Gospel en Harlem y marearme fue todo uno.
La border line señorita de la recepción del hotel más informatizado en el que jamás he estado,haces el "check-in "y el "check-out" en un ordenador y todo en la habitación (luces,persianas, aire) funciona con un iPad, no supo ayudarme.Da que pensar...pues cualquier conserje de un tres estrellas sabe mirar en su ordenador todo lo turístico en varios kilómetros a la redonda.
En fin, que al final me decidí por uno que el horario cuadraba, ya que las misas evangélicas donde se canta suelen durar entre dos y tres horas y ya eran las nueve dadas.Y ponía que los turistas eran bienvenidos sin ser de las que entran dentro de los "tours"e incluso pagan por asistir.

Llegamos con casi cuarenta minutos de tiempo antes de que empezara el servicio y creo que por eso nos sentaron en la planta de abajo pese a los reproches de una local que más tarde aprecié no estaba en sus cabales.Los turistas que fueron llegando más tarde les llevaban a una planta superior.

Es una pena que no dejaran hacer fotos pero totalmente comprensible, no hubiera dado abasto y no hubiera disfrutado ni la mitad.

Creo que ni en mil años sería capaz de hacer una descripción exacta de lo que allí viví.
Para empezar nos recibió una mujer que parecía vestida cual enfermera años cincuenta con unos ojos claros detrás de una montura de gafas bastante "kitsch" y había dos guarda espaldas vestidos con traje de corte relativamente clásico pero claramente heredado.

El servicio empezó felicitando a los chicos de la parroquia que se habían graduado, la mayoría representados por sus abuelas.
Hasta no bien mediada la mañana no empezó a llegar personal joven.Yo diría que la primera hora hora eran solo mayores y niños.
Y con unas vestimentas que ni en la mejor de las películas se ve reflejada.Mujeres con turbantes africanos y trajes chaqueta dorados, vino, morados, comprados en una tienda de Harlem en los setenta por y para negros.Podría ser que quedara alguna tienda a día de hoy que siguiera vendiendo algo similar al igual que todavía quedan en España tiendas que venden batitas y trajes de madrina que parecen sacados de otra época pero al ser domingo yo no vi ninguna.Zapatos de plástico negro imitando a charol con guantes de rejilla blancos y sombreros hongos y de copa para imitar esos cardados africanos imposibles.
Había un hombre vestido entero de verde cotorra, incluido sombrero, foulard y zapatos al que todo el mundo saludaba y que luego vino a ser de los más tranquilos y aparentemente más centrado.
Se notaba el sistema médico norteamericano en la manera retorcida de andar de personas que apenas han visitado al médico pese a sufrir dolor y aparentan muchísima más edad de la que tienen.

Al son de la primera canción nos dimos cuenta que no íbamos a oír el mejor gospel de nuestra vida (esos coros donde se hicieron famosas Whitney Houston, su prima Dionne Warwick o su madrina Aretha Franklin)pero era suficientemente correcto para que aguantáramos sentados.

Pero lo mejor estaba por llegar.Intercalaban el sermón con canciones y referencias a todos los nacidos, muertos y premiados de la congregación en el último año, incluidas referencias al anterior pastor que estuvo no se cuantísimos años al frente hasta que murió de viejo.
Y entrando en la segunda hora y con solo un mareo por parte de una de las cantantes que yo creo que fue provocado por sus movimientos descontrolados unidos a su sobrepeso y el calor que allí hacía, y al cual solo hicieron caso sus compañeras más cercanas...empezó lo verdaderamente chocante.

El pastor más relevante empezó sus bendiciones después de que nos diéramos la paz.La muchedumbre se acercaba en fila, como en una misa católica a comulgar, y él les ponía la mano en la frente y aparentemente se desmayaban o entraban en trance moviendo todo su cuerpo, a excepción de los bebés que claramente no se sugestionaban.Y fue entonces cuando el ritmo de la música se aceleró y todo el mundo empezó a bailar como si no hubiera un mañana.Desde nuestro último banco no pudimos más que ponernos en pie y bailar lo más comedido posible para no estar quietos sin llamar la atención.
Pero allí todo el mundo entró como en una catarsis colectiva y era muy llamativo como sin haber bebido nada ni haberse drogado eran capaces de desahogarse de esa manera, echar fuera todas las miserias que probablemente tengan que sufrir durante la semana y cargarse de energía positiva dentro de esos trajes de falsa seda que de puro tiesos sonaban "fru-fru".

La mujer que nos había recibido al entrar estaba totalmente ida, yendo cual caballo desbocado corriendo todo el perímetro de aquella enorme sala.Los dos porteros como si estuvieran en una audición para el "Cotton club" y el resto por los pasillos o de pie delante de las bancadas bailando incluso con muletas.
La mayoría de los parroquianos jóvenes habían llegado en la última media hora, incluso vi un par de mujeres vestidas de manera actual que también se arrancaban a bailar y ahí ya me solté.
De jovencita nunca me hizo falta beber ni drogarme, a mi me producía euforia la música alta y las masas enfervorecidas de los conciertos y esto era lo más parecido que había visto en años.

Y aunque no me hubieran contagiado, solo observando el surrealismo que se vivía allí dentro, a la par que caía la primera tormenta de verano en Manhattan fuera, valió la pena.

Tres horas más tarde volvimos andando al hotel, cruzando todo Central Park, yo anonadada y P."flipao" con lo que había vivido y ambos conscientes de que no podríamos contarlo a G. y L. porque no lo entenderían.Ambos coincidíamos en que ellos a los cinco minutos hubieran huido despavoridos, carecen de ese mínimo interés hacia el otro y ya si pertenece a otro grupo social o cultural ni te cuento...

En fin, que lo recomiendo a todo aquel que vaya a estar un domingo en Manhattan y sea capaz de sentarse en una esquina cualquiera y ver al personal pasar ...sin más...imaginando vidas.



martes, 7 de agosto de 2018

AGOSTO

Es el título de una obra de teatro de Tracy Lefts que en su día recibió el premio Pulitzer.
Me quedé con las ganas de ver la versión con Amparo Baró y la Machi pero la adaptación en catalán con Anna Lizaran fue la obra más vista en la historia del teatro de Cataluña y para mi ya siempre irá asociada a Lluisa por lo que de aquella noche tuvo de memorable.
Descubrir que pese a lo poco que teníamos en común la cultura iba a ser nuestro punto de unión hasta que la muerte nos ha separado.
También hay una versión en cine con la Streep y la Roberts que pese a que no ha sido excesivamente tergiversada pierde al rebajar la crudeza, lo cual es muy propio del cine comercial americano.Y esa es la esencia de éste drama, la crudeza de la vida en tiempo real.
Eso y la sensación de sofoco y agobio propios de la canícula.Y es que éste año el mes de agosto me está resultando muuuuy agobiante.
Así que para soltar lastre voy a contar dos tontadas que a mi me han parecido de lo más surrealista del año.

La primera es que estábamos en la cena de chicas de verano que reservamos terracita  y ya intentamos lucir moreno y creo que fue la única que llovió en todo el mes.Así que metidas bajo techo y a presión y después de brindar por Lluisa y la salud y con botellas de vino varias empezamos a desparramar y repetir (con demasiado ahínco algunas) que ninguna estaba apuntada al Meetic ni al Tinder pero que todas sabemos de amigas que... se han encontrado con el profe de sus hijos en esas páginas, con el jefe de su marido o el vecino del quinto.
El caso es que la cosa decaía y entonces una dijo que una amiga había ido a hacerse las uñas semi-permanentes a un centro de esos que solo trabajan chinas y la sorpresa se la llevó al acabar cuando la china le dijo:
-¿Quieles que te coma el c***?
Y la otra ojiplática
-¿Cóooooomo?
-Sí, que si quieles te lo como.
-¿El quéeeee?
-El c***.
-Nooooo

Después de atragantarnos, reírnos y demás a mi me entraron las dudas, esto sonaba a leyenda urbana y le pregunté que me dijera el centro, me contestó que solo le había dicho la población...como era una amiga...
Yo a mis amigas les hubiera preguntado el centro y creo que hasta hubiera ido a verlo con mis propios ojos pero....mi afán sociológico parece que no lo comparte nadie más.

La segunda tontada puedo asegurar que es cierta porque lo vi.En Sun Valley, una estación de esquí de Idaho organizan un "summer camp for billionaires" en julio.Lo organiza Allen & Co's y allá que van todos los CEO's que son invitados.Como los de Apple, Facebook, Disney, Spottify,Netflix, CBS, Warner Bros...etc.Sin ninguna seguridad extraordinaria.
Como estudio sociológico y dejando de lado la frivolidad me pareció de lo más entretenido.Sun Valley es un sitio muuuuuy pequeño y estaban casi todos en el mismo "lodge" y es verdad que el clasismo americano es muchísimo más "light" que el europeo y te permite mezclarte con ellos y observarles sin que ellos ni te vean(dentro de unos límites).La única que destacaba era Jerry Hall pero más que nada porque le saca dos cabezas a su actual marido Murdoch.
Que los millonarios necesiten "campus" de verano es algo que todavía no he asimilado.

A todo esto y después de llevar a mis compañeros a  cenar a un sitio que me habían recomendado pero que no les gustó porque les pareció demasiado "snob"(todas las mujeres estaban operadas a la manera de hace veinte años y parecían Barbies cortadas por el mismo patrón) escogí para la siguiente noche el lugar más antiguo y popular de Ketchum y os dejo las fotos...que valen más que si os describiera el olor de marihuana o las hamburguesas de salmón.



 Y ni os cuento cuando se me acercó un tipo de dos metros y me dijo que le siguiera si quería una foto de algo verdaderamente original(y eso que intenté disimular haciendo fotos) y me llevó a la trasera del baño donde estaba éste cartel que si podéis ampliar leer con atención las reglas básicas.Ahí lo dejo.



miércoles, 25 de julio de 2018

FOTOS JUNIO Y JULIO 2018

 Mi churumbel
Un lugar nuevo a señalar en mi mapa mundi
 Caracolillos
 Arte en Santander
 San Juan
El culo del mundo
 Buzones en el culo del mundo
Shoshone falls

lunes, 9 de julio de 2018

COTILLEOS O LA VIDA MISMA

Viene R. a Barcelona.
Estudiamos juntos un verano hace treinta años en Rutherford y no nos volvimos a ver hasta el año pasado que visitó Barcelona e hizo por verme.
T. dice que a R. se le está yendo la vida por no salir del armario, podría ser.
El único día que podemos vernos es el último antes de irme una quincena a trabajar, así que me llevo a mi hija conmigo para tener excusa y no enrollarme.

Mientras vamos al centro en coche mi churumbel me pregunta que cómo es él y le digo que mayormente soso y que tengo que guardarme temas para luego tener conversación.
Hace mucho calor y nos metemos en una cafetería a la que cinco minutos más tarde se le avería el aire acondicionado.

Me cuenta que ha venido con su familia, padres, dos hermanas con sus maridos y dos hijos una y tres la otra, más las dos niñeras.Ya cuando me pidió ayuda con los hoteles vi que poder adquisitivo tenían así que no hago muchos aspavientos.
Cuando le pregunto que qué tal el último año me explica que yendo mucho a Miami, ya que en febrero se le murió una sobrina de diez años de dengue y desde entonces su hermana ha ido tres veces a hacerse tratamiento para tener una niña y procuran que esté muy acompañada.
Mi hermana dice que carezco de filtro y que debería aprender a controlarme pero no paro hasta que acabamos los dos llorando.

¿Puede una niña  de diez años con salud y dinero morir de dengue en dos mil dieciocho?¿cómo c*** se supera eso?.Respuesta:no se supera y se va una a Miami a hacerse un tratamiento que aquí es ilegal e imagino que en Paraguay ni hay opción.
Son católicos apostólicos pero ya sabemos que eso a la hora de la verdad no cuenta.La Iglesia católica prohibe someterte a tratamientos de fertilidad.Pero es que además en España no te dejan si has perdido un hijo hasta pasado el período de luto, que creo recordar era mínimo un año.Pero es que tampoco dejan escoger el sexo, aunque cuentan que cierta infanta si lo hizo con la cuarta de sus vástagos.
Después me dice que en el entierro de su sobrina recuperó a un amigo de la juventud y quedaron en verse pasados unos días y no pudo ser porque murió de un cáncer de colón que no había contado a nadie, que luego él se puso malo y estuvo cuatro semanas ingresado, no entendí muy bien porqué (deduje que tuvo una bajada de defensas con ataque de pánico), que su primo mató a su prima y que a resueltas de todo esto su madre anda algo triste.
Cuando nos subimos en el coche de vuelta, mi hija que solo ha dicho Hola y Adiós y nos ha hecho una foto en la puerta de la casa Batlló par mandársela al grupo, me mira y me dice:¿soso?¿que no tendrías tema de conversación?.Es verdad, ni siquiera me ha dado para contarle que había muerto mi madre y que no hace ni una semana enterramos a Lluisa o que la nena sacó notas excelentes.

Pero así es la vida, y te crees que tú y R. habéis tenido un año malo y entonces te entra un mensaje que te dice que ha muerto el hermano de Ramón de un cáncer, que perdió a su madre, a su cuñado y otro hermano en un accidente todo en menos de doce meses mientras él superaba otro cáncer y piensas que debe ser algo relacionado con la vida, alrededor de los cincuenta hay que pasar un corte como en el golf y que, pese a que otros caen, tienes que sentirte afortunada por tú pasarlo y ya en el AVE de camino a Madrid le empiezo a dar vueltas y luego no duermo gran cosa, así que voy a intentar escupirlo aquí a ver si así me desatraganto.



viernes, 22 de junio de 2018

LECTURAS PRIMAVERA 2018

"Los días de Jesús en la escuela" de J.M. Coetzee.Me lo dejaron.Es una continuación de "En la infancia de Jesús" que no había leído ni sabía que existía con esa manía que tengo de no leer sinopsis ni contraportadas y la alegoría con los nombres bíblicos me ha resultado original pero muy extraña.Desde luego puestos a descubrir al Nobel yo escogería antes "Tierras de poniente"o "Desgracia" que son las otras dos que recuerdo haber teñido de él.

"El desbarrancadero" de Fernando Vallejo, lo redescubrí limpiando el polvo y al ojearlo y hojearlo vi que no me acordaba de nada y lo releí.Duro como todo lo que escribe su autor, incluso perdiendo las formas pero es parte de su encanto.Y como además es autobiográfico, con todo el derecho del mundo.No apto para aquellos que crean que el vídeo de Rosalía de "Malamente" es irreverente o el de Gambino "This is America" demasiado duro.

"Nubosidad variable" de Carmen Martín Maite.Un clásico que me faltaba, no había leído nada de la autora.Para los amantes de la ESCRITURA.

"Solenoide" de Mircea Cārtārescu.Cuando decidieron no dar nobel de literatura éste año intenté adelantarme al del año que viene e hice caso a mi "intenso" particular de la FNAC con gran jolgorio y alboroto por parte de mi churumbel al oírme despotricar durante el mes largo que me ha costado leerme éste "tocho".Creo que como ejercicio de primero en un bachillerato de letras debe estar muy bien por todo lo que tiene de original y las numerosas influencias kafkianas, borgianas y algunas más que a mi se me deben haber escapado.Pero no podría recomendar las casi ochocientas páginas a nadie pese a que tiene algo que a mi me indujo a acabarlo.Corroboro su genialidad y conocimiento de la lengua y la traductora se tiene el cielo ganado.Y he tenido que buscar palabras en el diccionario, que eso me pone.Pero reconozco que, hacia el final, cuando me encontré con nueve páginas con la palabra socorro escrita cienes de veces me entro la risa floja por el alivio que me suponía avanzar esas páginas sin esfuerzo.

"Le llamé corbata"de Milena Michico Flašar.Es una historia japonesa al uso y a mi me encantan.La casualidad del tema fue que trata el concepto de  "hikikomori" que son esos jóvenes que se recluyen durante años en su habitación y acababa de ver en una exposición del "World press photo 2018" sobre jóvenes en un hospital sueco con el síndrome de la resignación que me había impactado por aquello de que en Suecia me resulta mucho más cercana.(Inciso:cualquier reportan de los finalistas del "World press photo" impacta, si podéis ir a ver cualquiera de sus exposiciones no lo dudéis, salvo aquellos que evitáis la cruda realidad para salvaguardaros).

"Bartebly y compañía" de Vila-Matas.No había leído nada del autor y si muchos rifirrafes sobre Bartebly(no sé si en el blog de Molinos o en el de ECDLC o en un tercero).El caso es que buscando otro libró me di de bruces con éste y lo compré.Sin haber leído a Melville se me ha quedado un poco cojo éste "pseudo ensayo" sobre la no-escritura pero me ha despertado la curiosidad por leer la del escribiente.Y una tontería que me rechina: en las Azores las plantas que separan unos campos de otros y dan un tono azul a las islas son hortensias no azaleas.Llámame maniática.

"Las voces bajas" de Manuel Rivas.Es el libro que menos me ha gustado de un autor que es mi autor español preferido.¡Éa!.No por nada pero para ser autobiográfico me ha parecido algo superficial, ha sido como si el pudor le pudiese, le falta la pasión y melancolía de otros.Pero vamos, quedó compensado con los diez minutos que me dedicó en la Feria del libro con recomendaciones de lecturas incluidas que seguiré a rajatabla.

"Yo te quise más" de Tom Spanbauer.Éste es de los escogidos en el reto "Serendipia" y aunque "El hombre que se enamoró de la luna" me gustó más, es muy recomendable.Tengo un viaje a Idaho y me apetecía leer algo más de alguien de allí.Muy bien tratada la dicotomía entre homo y hetero.Detalles realistas que siguen a rajatabla la escritura peligrosa de la cual yo creo que es el artífice y de la que da talleres en Portland.Tratan de escribir sobre temas que te asustan o avergüenzan, así que imagino tiene mucho de autobiográfico.Y si de fondo aparece indios, aunque sea en pinceladas, a mi ya me entusiasma.

La novia francesa de Ho Chi Min de Oscar Sipán.Recomendado por El chico de la Consuelo.Cuentos cortos de un turolense que me han gustado, a excepción del que da nombre al libro (y eso que el título prometía).

"Un perro" de Palomas.Había leído "Una madre" y me había gustado mucho, me sirvió para desdramatizar, para sonreír entre lágrimas.Es una sensibilidad muy "gay" pero es que es así, y a mi me gusta.Para desengrasar entre dos libros mazacotes, para darse un respiro pero leer primero "Una madre".Impresionante su manera de justificar al carácter de los personajes, si observáramos todos así la empatía nos podría.

Así no voy a llegar al reto de cien leídos al año ni por asomo.
Espero opiniones, de estos o de otros.


domingo, 3 de junio de 2018

SI TUVIERA INSTAGRAM


El astronauta desubicado ¿dónde está?


Georgia "on my mind"


Castilla


Cine en Augusta


"Madriz"


Dos eran dos...

miércoles, 30 de mayo de 2018

DE SUICIDIOS

No hace ni dos semanas B. estuvo dos hora paseando por el metro, las cámaras han recuperado esas dos horas de subirse a un vagón, bajarse unas paradas más allá, volver atrás, asomarse a las vías, sentarse un rato pero breve, se le nota ansioso.Al final, en la estación de Collblanch se decide y se tira a la vía cuando llega el metro.No murió en el acto pero ya no recuperó la consciencia y el jueves le enterraron.

Mis primeros recuerdos de él son en la calle, éramos vecinos y cuando yo cruzaba a casa de María, la hija de la comadrona, los chicos solían estar en la calle.Su grupo de amigos era el mismo desde hace cincuenta años, sus vecinos.Los tres Jordis y Richi.Por supuesto que tenía muchos conocidos pero amigos solo los que le habían conocido de niño.Porque ya de adolescente empezó a tener problemas con el juego, con la bebida y las drogas los tenían todos pero él además nunca se enamoró y dudo que nadie se enamorara de él.(Y eso en nuestro pueblo es raro).
En los ochenta cuando apareció el "squash" llegó a destacar pero le faltaba madurez y alguien que le guiara y apoyara.Sus padres murieron jóvenes y heredó demasiado pronto.Sus hermanos tampoco lo llevaron bien.Y se lo jugó todo, incluso lo que no era suyo.

Vivía en una habitación compartida y hace dos lunes vendió la moto y lo que tardó en gastarse el dinero que le dieron es lo que tardó en tirarse al metro.
Hizo una llamada a su última relación pero ella estaba trabajando y no se entretuvo a hablar.Le había dicho a Richi que estaba mal y que pensaba en el suicidio.
A pesar de todo, se siente, porque no era mala persona.Como últimamente iba pidiendo dinero a todo el mundo, para luego bebérselo o gastárselo en las tragaperras noté cierta sensación general de alivio, acompañada de cierto hastío.Salvo Richi que estaba verdaderamente jodido.

A mi me removió, mucho, pero no puedes evitar esa frase de :"-al menos ya no sufrirá".Porque la juerga no siempre va acompañada de felicidad y sí, se lo bebió todo, se lo jugó todo y se gastó mucho en putas.Pero estoy convencida que todos los allí presentes, que cuando teníamos veinte años le jaleaban o envidiaban saben ahora que eso no es vida y menos cuando el dinero es finito.

Y yo soy de las que piensa que si llevas peleando treinta años contracorriente estás en tu derecho de dejar de nadar cuando quieras.Incluso es necesaria una gran dosis de valor.Pero esa es una opinión personal e intransferible.Los tres suicidas más cercanos que he tenido eran hombres alegres, eufóricos incluso, bipolares probablemente pero valientes en el cara a cara, con un personal pero indiscutible sentido de la justicia aunque está claro que la procesión iba por dentro.Los tres avisaron, eso que dicen que los verdaderos suicidas no avisan, en mi experiencia personal no ha sido así.

El primer suicida de mi vida fue F.
Dejó dicho en el contestador de teléfono de su casa que a esas horas ya no estaría vivo y se subió a una torre eléctrica con un cubo de agua.Era alegre donde los hubiera y había recogido firmas para presentarse como alcalde independiente.Creo que en su caso podía haber un tema de fondo con las tendencias sexuales de su padre pero tampoco creo que conociera el amor verdadero.Muy visceral para vivir sin una gran pasión.Tres semanas antes habíamos subido a Vallvidrera en moto a merendar y estaba estupendamente.Éste no parecía un caso perdido.Parecía siempre feliz.

En fin, he recuperado una foto de ambos de mediados de los ochenta cuando si me hubieran dicho que precisamente ellos dos iban a acabar suicidándose no hubiera dado crédito.






También he leído un artículo de lo traumatizados que están algunos conductores de metro por tener que vivir semejantes atropellos, y que éste tipo de casos no se publican porque producen un efecto dominó muy elevado.Y lo siento por ellos, porque de verdad que debe ser muy duro.