sábado, 26 de noviembre de 2016

SI TUVIERA INSTAGRAM


Ésta la hubiera colgado porque llevan casi cuarenta años corriendo y ganando con el mismo "kart"(de cojinetes)en las fiestas de otoño del pueblo, y yo viéndolo.

 Ésta porque me gusta la moda de decorar fachadas con latas, algunas incluso con mensaje.

Ésta porque tiene o mucha güasa o mucho morro el pedigüeño.

Ésta porque una nota de color siempre le viene bien a una ciudad gris como me parece a mi Francfort.


Éste semáforo londinense me encantó y verlo con un par de cortos de miras que ni lo entendían...más.


Porque me encantaría que mi niña fuera artista.


Por lo feliz que la hice y lo orgullosa que se mostró de su madre porque le llevé algo así de exótico de merienda a la salida del cole.


sábado, 19 de noviembre de 2016

EJERCICIOS DE CONTENCIÓN

Tarde de domingo de noviembre en Barcelona.
Se me ocurre llevar a tres niños y un adulto a ver la terraza de la Pedrera de noche ya que a las seis es de noche.

En la puerta me dicen que por ser residentes las entradas solo nos van a costar veinte euros los mayores de doce años y diez los menores(la tarifa normal de adulto es de treinta y cuatro por la noche).
Hago de tripas corazón y digo que yo invito al "tour" en español, me dicen que los domingos no hay en español, que el primero en español sería el miércoles, le contesto que por regla general los miércoles los niños tienen colegio y extra escolares pero que en catalán nos vale, me dice que tampoco.Le digo que ni por asomo voy a pagar ochenta euros por una visita que los niños no van a entender apenas nada pero que muchas gracias.
Indignada decido llevarlos a "El Nacional", era una cochera y ahora es un espacio gastronómico bastante turístico pero muy llamativo estéticamente y que allí nos daremos un buen chute de azúcar merendando para ahogar mi contención (cuando voy con niños no pido hojas de reclamación ni muestro mi mala hostia habitual).

"El Nacional" cuenta con una cafetería, un restaurante de tapas, uno de pescado fresco, una "brasserie" y una barra de copas y picoteo.En la cafetería al ir a sentarnos nos cuestionan que si vamos a cenar, le contesto que a las dieciocho y cuarenta más bien va a ser una merienda y me dice que lo siente pero que a estas horas ya solo sirven cenas.¿En la cafetería? pregunto y me dice que sí, que  ya es solo para cenas de tablas de quesos y embutidos y cosas ligeras.
Mi churumbel guía al resto a ver los baños donde están las fotos de la evolución de la cochera en espacio gastronómico para ahora ya si, SOLO para guiris.Mientras, yo hago mis enésimos ejercicios de contención.

Les sugiero ir a las Ramblas y mi hija dice que allí ya no hay nada que ver, desde que quitaron las tiendas de animalitos y prohibieron los mimos que no pagaran autónomos ni tuvieran estudios dramáticos demostrables es verdad que han perdido todo su interés.

Así que cuando salen los venecianos protestando por la transformación de su ciudad en un parque temático a costa de sus habitantes me solidarizo completamente.De hecho a Venecia ya solo se puede ir en invierno, la semana de después de carnavales, el resto del año es insufrible, salvo que quieras sentirte como en la Romería.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


En Lodres, una noche fría, nos quedamos en el bar del hotel que más españoles tiene de toda la ciudad.Retransmiten los partidos de equipos españoles.Me aburro así que pido una "margarita" a ver si me entono.La pido "frozen" no "on the rocks".Me traen esto:

Cuando le pregunto a la jovencísima sonriente camarera me contesta que si ponen hielo "pilé"(que diría mi madre) con la sal que hay que poner en el borde del recipiente de cualquier margarita que se precie se deshace.Miro a mis compañeros que ya están temblando en espera de mi reacción pero mi nivel de inglés me coarta y solo atino a sonreírle, lo cual los deja muy descolocados a la par que aliviados porque imagino han estado tonteando con ella antes de que yo bajara.
El susodicho bar está firmado por el ¿coctelero?Javier Muelas.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Vamos a comprar una funda para tableta electrónica y mi hija escoge en la tienda de las carcasas éste modelo:

Después de convencer a la dependienta de que pese a que no tiene cinta métrica podemos saber de cuántas pulgadas se trata un encargo que me han hecho en centímetros, le pido el modelo "Nueva York" para mi hija y me contesta que solo tiene éste, el "San Francisco".Mi hija me mira interrogante, insisto en que "creo" que es Nueva York.Ella le pregunta a su compañera y ésta le dice que ella siempre teclea "Nueva York" a lo que la susodicha dice:"pues te estás equivocando, lo teníamos pero hace mucho que se agotó y solo nos queda éste que es San Francisco".Le digo que vale, que ese y pago.Teclea San Francisco.Y mi hija me pregunta al salir:¿porqué dice que es San Francisco? y le contesto:-Irá poco al cine y lo de las torres le debió pillar muy cría.

Y tras tanto ejercicio de contención creo que estoy madurando a un ritmo vertiginoso últimamente.

sábado, 12 de noviembre de 2016

LEÍDO EL ÚLTIMO VERANO

Gilead de Marilynne Robinson.Es un libro extraño.Escrito por una mujer que tardó veinticuatro años en escribir ésta su segunda novela.Viene a ser lo que un pastor metodista que sabe que no le queda mucho tiempo deja escrito a su hijo de siete años para que lo lea de mayor.No es un libro al uso pero tiene algo de realismo frío con una sensibilidad muy peculiar.

Sombras sobre el Hudson del premio nobel Isaac B.Singer.Es un libro sobre judios en Nueva York sin tapujos, con lo bueno y lo malo de ese momento.Tiene pinta de tener mucho de autobiográfico.Realista.

El ruido del tiempo de Julian Barnes.Definitivamente éste autor está entre mis tres preferidos(creo que junto a Sepúlveda y Rivas).Me fascina cómo puede escribir sobre temas tan variopintos con estilos tan dispares.Aquí se mete en la piel de Shostakóvich y su relación con Stalin.Impresionante.

A cuerpo abierto de Manuel Rivas.Es una recopilación de artículos.Lo definen como "indie" lo que quiera que eso signifique.Hay algunos buenísimos y otro menos.Pero destilan humanidad, mucha belleza algunos y conciencia política otros.No comulgo con él en todo pero admiro su pasión serena.

La cáscara amarga de Jesús Ruiz Montilla.Éste lo leí porque me lo prestó una santanderina en Santander un día que era fiesta y no tenía nada para leer.Está basada en la vida real de Emilia la de la conservara de anchoas famosa en el mundo entero.Una infancia dura no, lo siguiente.Me la leí del tirón.Fácil.Drama.

Expiación de Ian McEwan.Solo había leído Amsterdam de éste autor pero otro día que estaba en Santander sin nada que leer y cerraban "Studio" sin que yo encontrara nada de lo que iba buscando el librero me recomendó éste.En el momento que hay pasiones cruzadas me acuerdo de los clásicos rusos y ya nada me quita ese cierto regusto a culebrón aunque eso no impida que me enganche.

Dejad comentarios y sugerencias, gracias.

Foto de Halsman de la exposición del CaixaForum, digna de ver.Un innovador tremendo.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

¡QUE PAREN EL MUNDO...QUE ME APEO!

-Mamá, ¿ha ganado Trump?
-No puede ser.
-Lo han dicho en la radio.
-Será un programa de esos de bromas mañaneras...pon uno de noticias.
(Cambia el dial y ya presto atención)
-No puede ser, no doy crédito.
-Pero ¿cómo es posible?
-No lo sé.
-Pero dicen que le han votado la mayoría de las mujeres, los mexicanos y los afroamericanos.¿Cómo puede ser?.
-Ni idea cariño, la sociedad norteamericana ha debido perder todos los valores, deben pensar que el fin justifica los medios, la cultura del dinero...no sé, estoy en shock.
-Pero ¿qué mujer puede querer a ese hombre de presidente?.

Creo que ha llegado el momento de darle a leer "Mafalda".



miércoles, 26 de octubre de 2016

CADA VIAJE UNA ENTRADA

Dice Viveiro que ahora que ha dejado de viajar ya no va a tener temas para las entradas cuando, si no recuerdo mal, él empezó a escribir al quedarse en paro.
Así que he pensado que voy a intentar sacar una entrada de cada viaje porque si me paro a pensar...da.

El jueves pasado llego a Oviedo a la hora de comer con muchísimo sueño pero entro en pánico al caer en la cuenta de que me he acabado el libro que llevaba y no tengo nada para leer después de comer y antes de quedarme dormida.
Estamos en un hotel encima de la estación, pregunto en recepción y salgo escopeteada a la librería más cercana.Entro justo antes de que empiecen a bajar el cierre en la librería Cervantes y me quedo pasmada al ver los carteles que anuncian que a las cuatro y cuarto estará Richard Ford firmando.
Ni me había enterado de que le habían dado el Princesa de Asturias.Me emociono.

Solo he leído "Canadá" de él pero es de esos libros que ni una desmemoriada como yo olvida.Compro    otro libro del autor (el único que tienen que no es en edición de bolsillo) y vuelvo al hotel donde me esperan mis compañeros para ir a comer cachopo, callos y morcilla de Matachana (yo había dicho que no hacía falta comer fabada con la esperanza de algo más ligerito).

Saliendo del restaurante les convenzco para dar un paseo y así bajar semejante atracón.Al pasar por el Hotel Reconquista veo salir un coche con pinta de oficial y me acuerdo de Ford, les dirijo hacia la librería y allí está.

Y me vuelvo a emocionar.Entro rauda y veloz a la librería, compro dos libros más y me pongo a la cola que no es más larga que la de cualquier autor en una caseta en la feria del libro en el Retiro un día de lluvia(le sigo debiendo una entrada a mi encuentro allí con Manuel Rivas).      
Somos mayoría mujeres y de cierta edad, entra el autor y nos avisan que a lo mejor no da para todos y que un solo libro por cabeza.No hago ni caso y pongo un papelito con el nombre de a quién quiero que se los dedique en cada uno.
Cuando llega mi turno reconozco mi ventaja porque apenas nadie habla inglés y creo que lo que le cansa es querer ser amable en español.
Pero no, tiene un par de secuaces que me insisten en que un solo libro(tenía que haber hecho entrar a mis compañeros conmigo para colocarles un libro a cada uno pero dado su poco interés por la literatura les he dicho que no hacía falta que me esperasen y fueran volviendo al hotel).
Perdemos más tiempo en discusiones que hubiera tardado en firmarme los tres.
Y cuando ya me decido por el mío le miro y entonces veo ese par de ojos azul muy claro riéndose de mi egoísmo y haciéndome sentir el centro del universo(y pienso en Boyer que me hizo sentir lo mismo hace más de veinte años).Y me habla y apenas atino a contestar y parece que es él el que me da las gracias a mi y sonrío y poco más.Me voy como en una nube y llego al hotel y no puedo leer ni dormir ni nada.Y pienso que con la cantidad de famosos que conozco al cabo de mi trabajo porqué es siempre con los escritores con los que me quedo frisada(excepción hecha de Boyer que es digno de un estudio psicológico en profundidad)y la respuesta es obvia, tengo pavor a no dar con las palabras adecuadas, y eso es exactamente lo que consigo.

¿He dicho aquí alguna vez que de jovencita tenía pesadillas en las que cenaba con el Gran Wioming y no era capaz de seguir su conversación?(EL Wyoming de ahora ya no me impone).

Cuando le cuento a mi hija por teléfono quién me ha firmado un libro me dice que no le gustan nada sus ojos(lo ha visto en las noticias) y acto seguido me dice que por fin ha leído un libro que le ha gustado:"La vida secreta de Rebeca Paradise" de Pedro Mañas, premio Barco de Vapor 2015.Y me vuelvo a quedar sin palabras.

miércoles, 19 de octubre de 2016

COSAS QUE ME SACAN DE QUICIO...HOY.

-Que en Qatar ya hayan muerto mil quinientos obreros en la construcción de los estadios para el mundial del dos mil veinte.

Cada vez que leo algo sobre el tema me llevan los demonios.Creo que ya he dicho aquí que estaba en el hotel de Zurich donde las delegaciones rusa y qatarí(¿seguro que se puede escribir así?)prepararon los fiestones para celebrar que habían ganado...antes del sorteo.

La verdad es que me sacan de quicio hasta los españoles por el mundo que tienen la desvergüenza de mostrarnos alguna ciudad de aquellos lares y contarnos la de dinero que ganan allí (y que no tributan ni allí ni aquí) y lo estupenda que es la vida "fashion" que allí llevan.

Hay que ser muy cínico para no mirar cuando vas por las estupendas carreteras y ves los poblados de uralita donde hacinan a los trabajadores indonesios, pakistaníes o malayos(otros no aguantarían semejantes temperaturas de sol a sol)a los cuales les han retirado el pasaporte hasta finalizar la obra en un lugar donde están prohibidos los sindicatos, solo pueden descansar media hora para comer y les pagan una media de seis euros al día que es lo que nos cuesta a los turistas un agua en cualquiera de los sitios "fashion".Es esclavismo en su forma más pura y solo tienes que mirarles a la cara cuando van a las seis de la mañana en una "pick up" veinte trabajadores cual sacos terreros por una autopista donde la multa por exceso de velocidad es de mil quinientos euros y si te das un pico con tu pareja por la calle te llevan al calabozo, para que se te corte la digestión.


-Que a mi hija le resulte una pesadez ir a comprar ropa porque los vaqueros de chica son TODOS leggings o similares, las camisetas tienen las mangas pegadas y los colores y/o adornos no salen de la gama de rosas y lilas.Hasta ahora íbamos a la zona de chicos pero a partir de la talla doce los pantalones empiezan a tener una cintura más ancha y le hacen bolsa en cierta parte que  no llena ni llenará.
De las jugueterías por colores y temáticas ya he hablado en otras ocasione pero sigue tocándome las narices.


-Que  haya madres que con diez años ya depilen a sus hijas(he visto un documental sobre madres árabes mucho más valientes y coherentes disfrazando a sus hijas de chicos para no limitar sus posibilidades).

-Tener que salir a comer y cenar con hombres que única y exclusivamente comen pasta y carne.

-Que la SS tarde en darle una cita preferente en el neurólogo a mi madre más de un mes, que el traumatólogo tarde otro mes en firmar la necesidad de una silla de ruedas, que en la operación de cataratas entre un ojo y otro pase más de un año.Cuando una persona tiene más de ochenta años...un mes es lo mismo que en la vida de un bebé...un mundo.Y se te vienen abajo en mucho menos de un mes, y a diferencia de los bebés, ya no se recuperan.

-Y que te cojan hotel en un polígono de Francfort a seis kilómetros del centro y haga frío y llueva y tener que dosificarme la lectura para no quedarme sin nada que leer.

Así que necesitaba matar el tiempo...y eso he hecho.Un chiste:





lunes, 10 de octubre de 2016

LECTURAS INFANTILES

Consciente de lo difícil que es hoy en día que un niño se aficione a los libros(si yo de pequeña hubiera tenido al alcance de la mano todas las películas, series y entretenimientos varios que tienen ellos no creo que hubiera desarrollado de igual manera la afición lectora)no cejo en el empeño.

Y pese a que a mi churumbel le han dado diploma de lectora el curso pasado (eso es que se haya leído al menos doce libros durante el curso escolar)sigue sin engancharse a la lectura.

De "Gerónimo Stilton" leyó el primero y dijo que suficiente.
De "Tea Stilton" se leyó uno del tirón(una tarde aburrida con la casa llena de "tiros-yayos") y el segundo le costó.
Del "Capitán Calzoncillos" leyó tres.
De "Bat-Pat" uno.
De "El chef Zombi" que me recomendó Viveiro llego a siete.
De "el club de las zapatillas rojas" dos.
De David Williams solo "el chico del millón".

Hasta que llegamos al "Diario de Greg"...todos y algunos del tirón.
Y "Futbolísimos"...vamos por el cuarto.

La condición es que por cada uno de los de "Futbolísimos" tiene que leer un clásico.
"Viaje al centro de la Tierra" de Verne le gustó.Estoy buscando "Veinte mil leguas de viaje submarino" y parece misión imposible.(¿Porqué nos hará tan felices que les gusten las mismas cosas que a nosotros?).
"Tom Sawyer" le pareció muuuuuy carca el vocabulario pero aguantó porque no había visto la peli hasta el final.
Los cuentos de Conan Doyle le parecen deprimentes y con moraleja y eso es de adultos.(Con lo que a mi me llegó el Príncipe Valiente).
"El jardín secreto" me lo recomendó un chico que lleva el club de lectores infantiles de la FNAC en Barcelona y me ha hecho prometerle que nunca más le voy a escuchar(el chico y su pasión dan para una entrada).No me lo he leído porque me da pereza leer en catalán cuando el autor no lo es pero debe ser con moralina.

Aprovechando el tirón del aniversario de Roald Dahl le he comprado "Charlie y la fábrica de chocolate" ya que no ha visto la película.
Y me ha dicho que quiere ir a la biblioteca a ver si encuentra otros que le gustan y que no le quiero comprar porque tienen poca letra y uno que no le dejan coger en el cole (me temo que porque todavía no tiene edad).
Así que no pienso dejarlo para mañana.
Y de paso echarle un vistazo a "Wonder"...si no le convence...se lo leo yo que mientras sea yo la que le lee todavía traga con todo, con tal de tenerme a la cabecera de su cama hasta que se duerme.

Si se os ocurre algo que le pueda gustar a una churumbel de diez años que no quiere ni mirar las colecciones de los cinco, los siete, las gemelas, las torres de Malory...etc. que su madre ha guardado con cariño durante cuarenta años...no dudéis en dejarlo escrito en comentarios.