miércoles, 27 de julio de 2011

EL HOMBRE DE MI VIDA

Tenía doce años cuando desembarcó en el puerto de Barcelona procedente de Brasil.
Era un día lluvioso de septiembre y le pareció una ciudad gris y sucia.
Llevaba toda una vida oyendo, de su supuesto padre, las maravillas de este, nuestro país.
Le metieron en un piso pequeño de una población llamada Esplugues de LLobregat, y no le auguró nada bueno.
Dos años más tarde, le dijeron que el presupuesto familiar no llegaba para pagar sus estudios y que tenía que buscarse la vida.
Y empezó de feriante, hasta que decepciones varias le llevaron a robar.
Radio-cassetes y maleteros de viajantes, nada más, y nada menos.
Y de ahí a pincharse fueron dos días.
Tenía quince años cuando le enseñó, a la que si era su madre, los pinchazos.
Y ella miró para otro lado.
Hasta que hizo un amigo, mayor, pero de los de verdad.
Le sacó de la calle y le enseñó el oficio de jardinería.
Por fin parecía que toda su sensibilidad podía encaminarse pero su supuesto padre le dijo que aquello no era de hombres.
Y descubrió a las mujeres, y se le dieron bien, pero tras el primer malentendido se derrumbó.
Y a su amigo lo mató una coz,en Menorca, por san Juan.
Y empezó a correr, por la noche, y si había luna mejor.
Y daba de comer a los gatos abandonados y conversación a los desahuciados.
Y encontró un trabajo, y empezó a tener dinero.
Pero su padre seguía recriminándole y se fue de casa.
Y llegué yo, y lo intenté, sacarle de aquel pozo profundo, enseñarle a confiar, darle amor de madre, dejando que me agarrara como el naufragado a una boya.
Y fue duro y bonito, y trágico, y desesperante.
Doce años más tarde la boya ya no aguantaba más peso, empezaba a hundirse y le soltó.
Cuatro años después él se ahogó.

De fondo, se oye una canción de Amy, o de Enrique, el de los secretos.

46 comentarios:

  1. Es una historia dura, de esas que todos conocemos y que tanto nos hacen sufrir, por que el final es inevitable en muchos casos.

    Un besazo princesa.

    ResponderEliminar
  2. Creo que ya te había "leído" antes sobre él, y me impactó. Afortunadamente no he tenido nadie cerca que haya querido su autodestrucción pero puedo perfectamente imaginarme el calvario de a perosna que lo ve "voluntariamente" seguir en la senda equivocada obviando lo que deja acá.

    ResponderEliminar
  3. Siempre hay ese dolor más doloroso que nunca proviene de uno mismo sino de aquellos en los que se deposita todo.
    Es el riesgo de vaciarse, y ver como el otro se ahoga llevándoselo todo consigo.

    Entrada dura, muy buena.

    ResponderEliminar
  4. Inas, no tengo palabras, al menos tuvo la suerte de llegar a conocer algo de la bondad humana.

    ResponderEliminar
  5. Una triste historia, a la vez que demasiado personal para atreverme a comentar. Sólo te diré que bailan en mi cabeza las notas de Cada día de Los secretos

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. No puedo comentar. Sólo preguntar...tú sabes que NO tienes la culpa ¿verdad?

    Un abrazo apretao...

    ResponderEliminar
  7. Doce años es mucho tiempo para ser de salvavidas, un acto heroico y suicida a la vez. He recordado "El perseguidor" de Julio Cortázar.
    Buen post.

    ResponderEliminar
  8. Repito lo que dijo alguien en mi blog al hilo de la gran amy:
    Joerrrrrr!!

    Abrazos y el mayor reconocimiento a la valentía de saber escribirlo. Decían los masones antiguos que "lo que haces te hace" seguro que todo esto ha forjado lo que eres.

    ResponderEliminar
  9. Tu historia me trae tristes recuerdos. ¿Por qué al final todas estas historias acaban pareciéndose tanto? ¿Por qué nos resulta tan doloroso echar la vista atrás?
    Por desgracia en estos casos habitual es que la gente mira para otro lado. Por lo que para estas personas encontrar a alguien dispuesto a estar ahí, a involucrase, es todo un logro. En ese sentido puede decirse que fue afortunado. El llegó a conocer no una, si no dos personas que le tendieron la mano. Que se esforzaron en ayudarle a afrontar sus demonios. Solo que cuando esos demonios son tan fuertes y están tan metidos la pelea siempre acaba decantándose de su parte. Entonces se los lleva y quienes se quedan jamás pueden conseguir llenar ese vacío.

    ResponderEliminar
  10. Tenía la sospecha de que eres una gran mujer, ahora me lo has confirmado.
    Debe ser tan duro vivir algo así que no alcanzo imaginarlo, pero el amor es así de idiota, nos lleva por el camino más duro, aunque duela, aunque torture... Solo por eso, por Amor.

    Un beso enorme y felicidades por tu forma de escribir, es un lujo leerte.

    ResponderEliminar
  11. Una vida intensa y una historia muy triste. Y sin embargo con un hueco para momentos felices.

    ResponderEliminar
  12. Gracias Pseudosocióloga, por corroborarme que aun hay personas como tú que se preocupan y dan oportunidades a quienes ni siquieran pueden soñar con ellas.
    Es una historia triste...pero tu eres más grande; el lo hubiera sido, sin lugar a dudas, pero en la vida los límites los marca nuestra cabeza y nuestras circunstancias, hay veces que no podemos más..
    Un beso enorme corazón!!!

    ResponderEliminar
  13. Este acto de humanidad te catapulta directamente al pedestal de diosa; pues muchos, donde me incluyo, hacemos la vista gorda y decimos que esa historia no va con nosotros, dejando al prójimo a su suerte. Tú, le diste una oportunidad; él no supo agradecerla. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Joder ...
    Durísima historia.
    Qué daño pueden hacer unos padres ...
    Un besazo cariño. Mmmmuy bien escrito.

    ResponderEliminar
  15. Que bonito y que triste!!!
    Sólo te mando un beso!!

    ResponderEliminar
  16. Ayuda a tus semejantes a levantar su carga
    pero no te consideres obligado a llevársela.

    Pitágoras

    Que difil es todo...Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Trek, no acostumbro a personalizar los comentarios, pero hoy te ha tocado. El sí agradeció la ayuda, seguramente mucho más de lo que cualquiera habría hecho, y seguramente por eso fueron dieciseis años y no cuatro, por lo que él entendió como el mejor agradecimiento que podía dar.
    Es tan complicado!

    ResponderEliminar
  18. Ufff, muy duro. Se me encoge el alma.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Toda una historia en treinta líneas... y cuánto se esconde entre ellas.

    ResponderEliminar
  20. La forma de escribir tu relato me ha recordado al estilo sobrio y conciso de Camus, enumerando ideas sin enlazar frases. ¡Vaya texto!

    Colgado, de los Urquijo. Ya que tú no te dignas, me ha tocado ponerlo del iTunes mientras leía.

    ResponderEliminar
  21. Un abrazo, cariño...y otro, y otro...
    Te los mereces todos.

    :)

    ResponderEliminar
  22. ODRY:Gracias, cielo.

    Peter:fue muy duro, sobre todo porque a mi me cuesta entender patologías tan comunes como la depresión, no te digo la de patologías que tuve que aprehender con un politoxicómano.

    Goodbye-Kitty:suena a que sabes cómo es ese dolor doloroso...

    Pequeña Meg:también llegó a ser bipolar, con lo que tuvo momentos de felicidad absoluta.

    Sese:si publico puedes comentar lo que quieras.
    "los secretos"...nunca mais.

    Tita:Yo sé que NO tuve la culpa pero también sé que siempre se puede hacer más.

    Patito:me apunto el libro de Cortázar.

    E.C.D.L.C:Por supuesto, soy muuuucho más tolerante.Y también tengo una necesidad patológica por conocer las infancias de los que me presentan, para poder entender comportamientos varios, que no justificar.

    Juan Andrés:¿Y ese cambio en la foto de perfil?...aisss...me parto.

    Bolboreta:gracias, muchas veces me pregunto si vale la pena sentir tanto...no sé....

    Dra.Anchoa:el que se aburre es porque quiere...

    No:uy, no las merezco, en esta vida TODO se hace por mero egoismo, hasta la madre Teresa de Calcuta.

    TREK:¿Y tú de quién eres?.Bienvenido, gracias.

    Salamandra:pos sí, besis, gracias.

    Pilar:otro para tí.

    May:yo no sé si es difícil o nos complicamos nosotros mismos demasiado.

    Una gat:...me has hecho un lío con lo de los años, mira que yo hice mixtas...

    María:duro, sí, pero va aflojando y diluyéndose...

    :(:....Cuánto tiempo.Yo ni había contado las líneas, pero hay días en los que podría escribir páginas y páginas ...para decir lo mismo.

    Steppenwolf:me encantaba Camus de jovencita, pedazo comparación.
    A "los secretos" no puedo oirlos sin echarme a llorar y es que soy muy torpe y solo sé subir fotos.

    Guardián:gracias, gracias, gracias.

    ResponderEliminar
  23. Hola Pseudosocióloga, no estoy de acuerdo contigo en sólo una cosa, por supuesto no tuviste la culpa, pero no creo que pudieras hacer más, porque es la otra persona la que tiene que querer hacer algo. T

    Tú no puedes hacer su trabajo por él, por más que lo intentaras, igual que no puedes hacer una carrera por otro, la tiene que hacer el otro, no puedes ayudar a alguien que no se ayuda a sí mismo, todos podemos dar, pero no todos damos, y cuando lo hacemos también tenemos que poner un límite, se llama supervivencia, si no lo haces no puedes seguir ayudando a otras personas que sí quieren.

    ResponderEliminar
  24. 12+4=16
    Yo si que estoy espesa y lo he escrito en el post anterior......

    ResponderEliminar
  25. Ana Suárez:que me vas a decir tú, toda una "coacher" del método Sidonia, gracias bonita.

    Tita:gracias, gracias.

    Una Gata:¿Y tú que haces a estas horas?...que estás de vacaciones....

    ResponderEliminar
  26. Qué original y trepidante forma de contar esta trágica historia, cotidiana por otra parte. Enhorabuena.
    Saludos blogueros

    ResponderEliminar
  27. Lo que has escrito es precioso, triste, muy triste, pero no deja de ser hermoso.

    Pseudo eres increible, ¿no te lo había dicho nunca?, una superwoman.

    Estoy segura de que hiciste todo lo que estuvo en tus manos, así que no puedes culparte por nada. Las cosas ocurren y muchas veces, no podemos evitar que sucedan.

    ResponderEliminar
  28. tragedia virtual para conmover en la distancia, una gran idea la tuya.

    saludos

    ResponderEliminar
  29. Gracias a tí pseudosocióloga, por una historia tan bonita, creo que ese hombre tuvo mucha suerte de encontrar a alguien como tú.

    Cuando algunas personas me dicen que las cosas están muy mal, que nadie hace nada por nadie, yo cada vez encuentro más historias como la tuya, de buena gente que ayuda a otros, y cada vez somos más. Pero sí me he encontrado a mucha gente a la que quería ayudar, pero ellos no querían ayudarse, y claro, soy buena, pero no tanto, así que he aprendido con la experiencia, y sólo ayudo cuando me piden ayuda, entonces siempre la doy, pero es un tema energético, si no inicias algo, aunque sólo sea la intención,si sólo yo pongo la energía, no puedes recibir.

    AH, es Método Sedona, no me extraña que te equivocaras con el nombre es muy raro.

    Sigue escribiendo que me gustan tus historias.

    ResponderEliminar
  30. Conozco algunos casos, siempre optimista creo que podran superar su propio deshaucio, me niego a aceptar que lo suyo es yba enfermedad cronica y dejenerativa, en todos los casos son cronicas de muertes anunciadas.

    ResponderEliminar
  31. La mezcla de dolor y nostalgia me ha dejado sin palabras.
    Qué rápido pasa el tiempo a veces...

    ResponderEliminar
  32. Hola,preciosas letras desnudan la belleza de este blog, si te va la palabra elegida, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos numantinos..

    ResponderEliminar
  33. Joder.... me has hecho llorar!!!

    Rosa

    ResponderEliminar
  34. Jose Antonio del Pozo:gracias, bienvenido y en cuanto pueda te visito.

    Akede:gracias pero de "superwoman" nada, lo dejamos en una mujer fuerte(es que ya no tengo abuela).

    J.G:gracias y bienvenido, te visito...

    Ana Suárez:yo creo que las personas no hacen nada por los demás, sencillamente algunos nos sentimos mejor creyendo que damos más que recibimos.

    Dr.Mikel:¿tu teclado también está de vacaciones, no?.
    Pero, alguna vez alguno se salva¿no?....de la muerte anunciada quiero decir.

    Neko:lo de la velocidad del tiempo es digno de estudio, porque cuando algo duele mucho...se hace muy largo.

    don Vito:ese auto-bombo que se da usted no sé si me gusta.

    Rosa:no llores mujer, o sí, no sé.Besis.

    ResponderEliminar
  35. Las historias pasan de una manera, no de otro a o de otra diferente. Unas veces se gana, otras se pierde, pero el mundo no se hace de historias felices solamente. La red en la que estamos se teje así.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  36. Citizen 0:bienvenido profundo, voy a visitarte.

    ResponderEliminar
  37. Pufffffffffff, 12 años de boya son muchos años...

    ResponderEliminar
  38. Escribirlo asi de bien es que lo tienes muy superado. O que tienes mucha capacidad de superación. No se cual de las dos cosas es mejor.
    Suena a que era buena persona.
    Suena a que has sufrido mucho.

    ResponderEliminar
  39. Es la primera vez que entro en tu blog y me ha gustado. No se si me repito en el comentario por que no he tenido tiempo de leerlos todos, pero la historia es fuerte. Y me pregunto por qué casi siempre hay una figura paterna o puede que materna, que lo único que hace es arruinar la esperanza de sus hijos?

    ResponderEliminar
  40. Speedy:pero si son intensos pasan volando.

    Gonzalo:sí a todo.

    Estrella favorable:bienvenida.
    Es que los primeros años son vitales para el desarrollo emocional y hay padres que tienen hijos sin desearlos y luego son estos los que pagan.

    ResponderEliminar
  41. Un buen resumen. Ya se más de ti que tú de mí, solo hay que saber elegir los post. Un saludo.

    ResponderEliminar
  42. Rorschach:Hay que joderse, yo pongo títulos facilitos, me he leido tus últimos dos meses y sigo sin tenerlo muy claro, aunque a lo mejor, esa es tu intención.

    ResponderEliminar
  43. Evidentemente, el anonimato es lo mejor que tiene este pedo virtual lleno de mentiras aprendidas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  44. Me imagino de fondo Back to black...

    We only said goodbye with words.. I died a hundred times..

    ResponderEliminar